La mediación penal empezó a ser analizada

El proyecto de ley fue tratado ayer en la Legislatura.





VIEDMA (AV).- El proyecto de mediación penal voluntaria inició ayer el trayecto para convertirse en ley durante la sesión de la Legislatura rionegrina. Sin embargo, antes será sometido a consulta de diversos estamentos para efectuar una serie de correcciones, como paso previo a que sea ratificado en segunda vuelta y el sistema entre en plena vigencia.

Los cambios serán consensuados con la Procuración General y el Colegio de Abogados de Viedma durante una serie de reuniones que se concretarán la semana próxima.

La Procuración pretende que se otorgue a los fiscales la facultad de decir qué causas deben ser sometidas a arbitrajes, según reveló la legisladora Ana Piccinini (UCR), quien es autora del proyecto original.

Durante el debate en el recinto concretado en la jornad anterior, la parlamentaria oficialista consideró que la iniciativa «no es abolicionista (de la Justicia) ni minimalista» pues la pena «debe existir junto con una parcial 'desjudicialización'».

El justicialista Javier Iud se pronunció a favor aclarando que «no estamos privatizando el sistema penal porque esto (por la mediación) es un mecanismo voluntario» y «si no se acuerda en la mediación para reparar el daño producido, la maquinaria jurisdiccional sigue en funcionamiento» hasta la sentencia condenatoria o absolutoria.

En representación del bloque Encuentro, Luis Di Giácomo advirtió que este tipo de proyectos «pueda ser atacado porque quiene desde una mayor cuestión de rigor y seguridad, creen que esta iniciativa puede beneficiar a algún sector en especial».

La cuestión en tratamiento no contó con el apoyo del bloque justicialista disidente 17 de Noviembre, que argumentó cierta desprotección para los sectores más pobres de la sociedad.

Una vez salvadas las sustanciales diferencias en el anunciado encuentro de la semana próxima, la iniciativa determinará que el proceso de mediación tendrá una duración máxima de 40 días hábiles contados desde la remisión de las actuaciones al Centro de Mediación. Excepcionalmente, a pedido del mediador y por la complejidad del conflicto u otra circunstancia atendible, el juez podrá determinar por única vez una prórroga por un plazo similar o menor.

Si las partes interesadas aceptaran voluntariamente la mediación, será sorteado el mediador de acuerdo a lo que determine la reglamentación. Quien tenga a su cargo un caso de esta naturaleza en este ámbito, deberá fijar las audiencias respectivas. Estas se llevarán a cabo en dependencias ajenas a la sede de los juzgados penales. En forma previa a las reuniones conjuntas, el mediador dispondrá la realización de las reuniones privadas que fueran necesarias con cada una de las partes por separado.

Río Negro tiene en vigencia la mediación de carácter civil como el caso de tenencia de hijos o régimen de visitas. Para ello se implementaron centros en las cuatro circunscripciones judiciales, incluyendo oficinas en otras ciudades como Allen y Regina.


Comentarios


La mediación penal empezó a ser analizada