La mejor misión de Tom Cruise llega al Valle

Misión imposible lidera las taquillas del mundo.

#

Una escena al mejor estilo de MI: Tom Cruise colgando del edificio más alto de Dubai.

La crítica parece estar de cuerdo. “Misión Imposible 4: Protocolo fantasma”, que este jueves se estrena en Neuquén, es la mejor de la saga. Mucha acción, el incombustible Tom Cruise nuevamente en el papel de Ethan Hunt y en su mejor momento, y el mejor director posible: Brad Bird, hasta ahora director de joyas animadas como “El gigante de hierro” (1999), “Los increíbles” (2004) y “Ratatouille” (2007). La crítica, siempre dura con el extraño Cruise, capaz de saltar en los sillones de Ophra Winfrey para demostrar que es feliz, y defender la cientología, ha decidido extenderle un cheque al menos a su talento para las películas de acción. Y además de la crítica, hay que decir que las taquillas lo acompañan. La trama sigue a Ethan Hunt (Cruise), uno de los agentes más destacados de la IMF (Fuerza Misión Imposible, por sus siglas en inglés), que se vio implicado en un complot terrorista donde el propio Ethan juega un papel central, por lo que el presidente decide suprimirla activando el llamado “Protocolo fantasma”. Dispuesto a limpiar su nombre y encontrar a los verdaderos culpables, Hunt se embarca en una misión literalmente imposible, donde deberá atravesar distintos países, en los que encontrará pistas sobre quien tendió la trampa y un gigantesco complot internacional que incluye un ataque nuclear a gran escala. En caso de fallas no sería solamente el fin de Ethan Hunt, sino también de buena parte del mundo. Con escenas plagadas de acción, explosiones, acrobacias y un guión bastante sólido, la elección de Cruise (todo pasa por él) parece haber sido la correcta. “El modo en que Brad entiende a los personajes y cómo genera momentos muy especiales es sensacional. Son momentos que a veces otros directores no entienden y terminan quedando fuera de la película, pero eso es justamente lo que hace que un filme sea especial y lo celebro. Además, con la animación, me contó cómo conseguía que los actores hicieran excelentes voces para sus personajes. Creo que su proceso de selección de actores es muy bueno, y por eso cuando ves el resultado final es impresionante”, dijo Cruise. El mismo ya anunció que habrá una quinta parte de Misión: Imposible y es que ahora que su carrera parece encarrilarse de nuevo no está dispuesto a cometer los mismos errores al alejarse de la acción. La apuesta está hecha. Hasta ahora, la saga tuvo al mismo protagonista, pero una de las curiosidades es que ningún director le ha “seguido el paso” y ya son cuatro los que se han sentado en la silla de mando. El primero fue Brian de Palma en 1996; luego siguió John Woo, con un estilo mucho más cargado a la acción y más tarde J. J. Abrams, quien le dio un carácter más sobrio. ¿Podrá repetir Bird?


Comentarios


La mejor misión de Tom Cruise llega al Valle