La menor no volverá a declarar

El Tribunal dispuso protegerla durante el juicio.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La Cámara Segunda del Crimen decidió proteger a una menor víctima de abuso sexual y eximirla de declarar en el juicio que se sigue contra su madre por obligarla a corromperse y mantener la jovencita relaciones sexuales frecuentes con un vecino cuando tenía entre 12 y 16 años.

El tribunal desestimó la solicitud del defensor oficial Marcelo Alvarez Melinger, que quería someter a la víctima y su hermana a una nueva declaración testimonial, pese a que el padre pidió expresamente que no se volviera a exponer a sus hijas.

En la audiencia de ayer se incorporó por lectura la declaración realizada por las menores en la etapa de instrucción y se dio vista al video realizado, en una instancia similar a una Cámara Gessell, por el juez Martín Lozada.

De este modo se evitó que la víctima y su hermana se vean obligadas a declarar contra su madre y revivir los aberrantes episodios ocurridos entre 2001 y 2004. La mujer de 48 años está acusada de facilitar las relaciones sexuales frecuentes entre su hija -cuando era apenas una niña- con el profesor del CRUB, Carlos Bustamante Ayala, que lleva más de un año prófugo de la justicia.

La madre habría utilizado su ascendencia y distintas amenazas para forzar a la menor a sostener el vínculo sexual, del que nació un hijo que Ayala intentó reconocer mediante un juicio de filiación.

La decisión de los jueces Cesar Lanfranchi, Miguel Lara y Héctor Leguizamón Pondal marcará una bisagra en el desempeño de la Cámara que años atrás dispuso la reiteración de comparencia a una menor, víctima de corrupción en el controvertido caso Gilio.

La menor se vio sometida a una declaración testimonial que violento principios consagrados por en la Declaración de los derechos del niño y otros pactos internacionales del rango constitucional.

Así, al enfrentar en soledad a su propia madre y a los abogados del presunto abusador -a varios años del hecho y el inicio de la causa- la víctima entró en contradicciones menores que promovieron el beneficio de la duda y dieron lugar a la absolución de los acusados, en un controvertido fallo que no está firme.


Comentarios


La menor no volverá a declarar