La mitad de la población, víctima del delito

Muchos padecieron situaciones delictivas más de una vez. El 50 por ciento denunció un hurto, el 27 por ciento fue estafado y el 23 por ciento tuvo algún daño en su propiedad.

NEUQUEN – Ser víctima de un delito debería ser la excepción. Sin embargo en Neuquén, Cutral Co, Zapala y San Martín de los Andes, las cuatro ciudades incluidas en el sondeo de Demoskopía, un 46 por ciento ha sufrido en carne propia las consecuencias de un delito y, como muestra la estadística, muchos no sólo una vez. Con respecto al pasado y en relación con quienes han sido víctima de un delito alguna vez, un 60 por ciento se refiere al hurto (apoderarse de algo de manera ilegítima sin violencia), un 27 por ciento a una estafa y casi con la misma frecuencia, un 23 por ciento a un daño a la propiedad.

Los robos (como los hurtos, pero con violencia en las cosas o las personas) figuran en este listado con un 21 por ciento, delante de la difamación (11 por ciento), la lesión física (8,7 por ciento) y la ofensa grave (7,7 por ciento). Otros delitos como la extorsión o violación son más bien la excepción.

Debido a la ausencia de mediciones sistemáticas, que estudien ese tema en el transcurso de los años, no es posible decir si la delincuencia aumentó en ese ámbito de investigación. Sin embargo, son llamativos los resultados al preguntar cuándo los encuestados fueron víctima de un delito la última vez, en función del tiempo transcurrido.

Siempre con referencia al grupo que sufrió un delito (un 46 por ciento de la muestra), sólo un 20 por ciento se refiere a un lapso de hace más de cuatro años, a un 15 por ciento le ocurrió hace de tres a cuatro años. Con un 46 por ciento, el mayor porcentaje se acumula en los últimos doce meses a lo que se puede agregar aquel 15 por ciento que fue víctima de un delito hace dos años.

Estos delitos sucedieron no «alguna vez» a lo largo de la vida personal, sino en tiempos muy cercanos, lo que es un indicio de que la delincuencia no ha disminuido y que, si hubo esfuerzos para reducirla, no han tenido éxito.

En la categoría «últimos 12 meses» el porcentaje aumenta en Zapala a un 56 por ciento, disminuyendo en San Martín de los Andes a un 35 por ciento. Neuquén y Cutral Co se encuentran en la línea del promedio con un 46 y un 45 por ciento.

Los habitantes de Zapala y San Martín, de cierta manera, viven aparentemente en tiempos menos tormentosos. Un 57 por ciento nunca fue víctima de un delito en estas ciudades, la misma «suerte» tuvo en Cutral Co un 45 por ciento y en Neuquén un 43 por ciento. Pero también los valores comparativos para Zapala y San Martín muestran la fuerte presencia del problema, no obstante las diferencias graduales y más favorables.

Al precisar de qué delito fue víctima la última vez, los porcentajes por delito se reducen dado que las respuestas se centraron en un caso concreto y no en el conjunto de delitos sufridos a lo largo del tiempo.

En esta radiografía de la actualidad, un 47 por ciento de los delitos consiste en hurtos, un 15 por ciento en robos, que superan en cantidad a las estafas (14 por ciento) y a los daños a la propiedad (11 por ciento). Significa que, frente al pasado y en comparación con otros delitos, los robos ganaron peso en el conjunto de los hechos cometidos.

Otros delitos tampoco juegan un rol destacado en el marco de esta estadística. En este grupo figuran la difamación (5,8 por ciento) y la lesión física (5 por ciento).

No se puede decir que la delincuencia tiene en cada ciudad un perfil propio, pero hay diferencias. En comparación con las otras ciudades, en Cutral Co los hurtos participan en los delitos muy sobre el promedio, con un 58 por ciento. El triste liderazgo en robos lo tiene Neuquén capital. Los robos participaron con un 19 por ciento en los delitos, un porcentaje que disminuye en Cutral Co a un 14 por ciento y en las ciudades de Zapala y San Martín de los Andes a un 6,6 por ciento y un 5,4 por ciento, respectivamente.

Un 24 por ciento de las víctimas de un delito en San Martín, sufrió una estafa y un 19 por ciento en Zapala. Menos vigencia tiene ese problema en Neuquén (14 por ciento) y en menor medida en Cutral Co (7 por ciento).

En promedio, más expuestas a los hurtos están las mujeres, con un 51 por ciento (varones: 44 por ciento). Las víctimas de un robo se encuentran más entre los varones (17 por ciento) que entre las mujeres (13 por ciento). Un grupo muy expuesto a este delito son los mayores de 55 años. Los porcentajes crecen del 14 por ciento (14 a 24 años) al 23 por ciento en ese grupo etáreo.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora