La mitad de los vecinos de Las Perlas está sin agua



CIPOLLETTI (AC).- Las Perlas sigue creciendo y los servicios cada vez están más lejos de las necesidades de la gente. El presidente de la Junta Vecinal del barrio, Daniel Cressatti, dijo que la mitad de la población tiene problemas de agua potable. Muchos vecinos directamente carecen del suministro y otros consumen agua de pozos cuando las napas “están muy contaminadas”.

“El agua no alcanza, a pesar de que la bombas funcionan las 24 horas. Son equipos viejos, al igual que los clorificadores”, comentó.

Desde hace tiempo los vecinos reclaman la instalación de una bomba de agua para mejorar el deficiente servicio en el sector, pero hasta ahora no lo consiguieron. Tampoco la renovación de los aparatos para clorar.

“Hasta ahora, por suerte, no hemos tenido enfermedades”, aseguró el dirigente.

Las Perlas es un barrio cipoleño que está ubicado a unos 30 kilómetros del municipio al que pertenece, en la margen sur. Hace un par de años, un loteo no oficial inició un crecimiento explosivo del sector. Y con la habilitación de un puente que une al barrio con Neuquén, la situación empeoró.

Muchas familias optaron por asentarse en estas tierras, cercanas a la capital neuquina.

Cressatti estima que ahora hay unas 5.000 personas viviendo en Las Perlas, y que la mitad, aproximadamente, padece la falta de agua potable.

Los más perjudicados son quienes viven en los nuevos loteos. Como se trata de parcelas no reconocidas por la comuna (sólo se brinda el servicio a las propiedades que se encuentran en las tierras que fueron expropiadas oportunamente y que conformaron el barrio) no se realizaron obras para llevar hasta allí el suministro. Los demás, ante la gran demanda, también tienen problemas. Pero de presión.

Por eso la dirigencia incite en contar con una bomba para abastecer de mejor manera al vecindario. Cressatti comentó que aparentemente este equipo ya lo adquirió Aguas Rionegrinas pero “falta colocarlo”.

Más allá de este gran inconveniente, intensificado ahora con las altas temperaturas, aparecen otros servicios con dificultades, como la energía. Tal como sucede con el agua, quienes están peor son los que construyeron en las tierras que fueron cedidas por un particular y que no están avaladas por el gobierno. Los vecinos realizaron instalaciones clandestinas, algunas de mucho riesgo.

El presidente de la Junta Vecinal comentó que están haciendo gestiones con Calf, la cooperativa que actualmente presta el servicio a pesar de que Las Perlas forma parte de la jurisdicción de la distribuidora Edersa.


Comentarios


La mitad de los vecinos de Las Perlas está sin agua