La moratoria municipal incluirá quita en los intereses

La idea, según trascendió de la intendencia, es lograr además el sinceramiento de los ingresos de los comerciantes.

POLÍTICA FISCAL

Los contribuyentes que adeudan tasas al municipio podrán acogerse a un nuevo plan de pago con importantes beneficios cuyos alcances hasta ayer todavía estaban en estudio, pero que ya fue anunciado por la intendenta María Eugenia Martini en el discurso del lunes ante el Concejo, cuando habló de una “mega moratoria”. Habrá quitas sobre el interés pero no sobre el capital.

Lo dijo al anticipar también su voluntad de crear una secretaría de Políticas Tributarias, desdoblada de Hacienda, para ocuparse en exclusiva de mejorar las estrategias de recaudación.

La incorporación del nuevo cargo al organigrama político requiere de una ordenanza, pero la moratoria saldrá por resolución de la intendente.

El Ejecutivo tiene en preparación el plan de captación de morosos desde hace varias semanas. El borrador ya salió de las usinas de la secretaría de Hacienda y todavía depende del chequeo final de la Asesoría Letrada. El análisis incluyó la forma de comunicar la medida, ya que la palabra “moratoria” había sido desechada en principio porque podía ser mal recibida por los contribuyentes cumplidores.

Según los anticipos a los que accedió este diario, para la tasa de Servicios Retribuidos habrá un plan especial de ”puesta al día” con sustanciosas quitas sobre los intereses, pero no sobre el capital adeudado. El objetivo será el de captar la mayor cantidad de montos impagos, especialmente los de 2010 y 2011, ya que en poco tiempo estarán prescriptos.

Como es de norma en las moratorias, la resolución incluirá severas advertencias sobre la inmediata ejecución por vía judicial a la que quedarán expuestos los deudores que no ingresen al plan.

En la tasa de Inspección, Seguridad e Higiene (TISH) la propuesta estará orientada a lograr que los comercios y empresas sinceren sus declaraciones juradas de ingresos de los últimos tres años, a cambio de bloquear cualquier revisión sobre los dos años anteriores. Esto, en razón de que lo evadido antes de 2010, de acuerdo con la normativa vigente, es irrecuperable.

La expectativa del Ejecutivo es lograr en este último tributo los mejores resultados económicos de la moratoria. Hay un dato elocuente: en una revisión de muestra practicada en enero sobre 50 contribuyentes mediante cruces de datos con la AFIP, la municipalidad detectó declaraciones menores a la facturación real por un monto de de 135 millones de pesos, lo cual representó un perjuicio al fisco de 1 millón de pesos. Las habilitaciones comerciales de la ciudad son cerca de 5.000.

Martini dijo el lunes que un sólo contribuyente pagó hace pocos días 500 mil pesos por la tasa mal liquidada, sumada a la multa y los punitorios.

El funcionario consultado dijo que las declaraciones realistas que deberían aportar ahora los contribuyentes igual estarían sometidas a chequeo y verificación por parte del municipio. Insistió sin embargo en que los detalles de la operatoria todavía no están definidos y “hay que esperar la resolución”.

DeBariloche


Temas

Bariloche
Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora