La mortalidad sacudió en Cipolletti

Los cuatro puntos de incremento en la tasa de mortalidad infantil que se registraron en Cipolletti en 1999 golpearon a las autoridades municipales y provinciales. Acción Social comunal dio cifras como para deslindar responsabilidades, pero el director del hospital admitió la necesidad de revisar las acciones.

CIPOLLETTI (AC).- La difusión del aumento de la tasa de mortalidad infantil en Cipolletti golpeó fuerte a las autoridades provinciales y locales del área Salud Pública, por lo que se ha comenzado una revisión y una serie de reuniones a fin de detectar las causales y torcer el giro de esa tendencia.

La cuestión fue instalada por "Río Negro" a partir de dos informes publicados los dos últimos lunes.

En Cipolletti la tasa de mortalidad trepó casi cuatro puntos de 1998 a 1999. En 1998 fue del 15,7 por mil mientras que se elevó el año pasado al 19,2 por mil.

En Acción Social municipal se deslindaron responsabilidades y se dijo enfáticamente que la cobertura asistencial estaba garantizada, incluso con precisiones de cifras y datos, sugiriendo que el problema pasaba por la atención primaria de la salud de las madres embarazadas.

Luis Bardeggia, el secretario del área, apabulló con cifras. Se entregan 3.800 raciones diarias de refrigerio para niños en 36 puntos neurálgicos de la ciudad; en tres centros infantiles se alimenta a 350 niños de uno a cuatro años; hay 1.600 hogares beneficiarios con alimentos del plan Prani para chicos de hasta cinco años; en cuatro comedores comunitarios se dan 1.400 raciones diarias de comida; se distribuyen refrigerios de leche, pan y dulce en 41 escuelas, y también se atiende el funcionamiento de 15 comedores escolares, entre otras acciones.

Por su parte, el director del hospital "Pedro Moguillansky", Rubén Mombrú -también responsable zonal de Salud Pública- reconoció que el aumento preocupa a las autoridades y que ya se están implementando diversas acciones al respecto. En ese sentido dijo que el mayor impacto se produce en los nacimientos prematuros, y más aún cuando se trata de adolescentes y mujeres jóvenes, y que en esto influye una multiplicidad de causas, incluyendo "los factores socioeconómicos".

Según el doctor Mombrú el mejoramiento de los índices se obtiene con un trabajo mancomunado entre Acción Social y Salud Pública.

No creyó que el incremento de la mortalidad infantil pase por una deficiente atención en salud, dijo que esa atención "se ha mejorado" aunque reconoció que ese punto "siempre está en revisión".

Puso el acento en el riesgo de los prematuros porque generalmente llegan al hospital y a los 14 periféricos desde sectores carenciados, con problemas de nutrición y otros, sin descartar los problemas de alcoholismo en las familias o de violencia familiar.

"Todos los factores sociales influyen en este tema", aseguró el director del hospital.

Anunció en esa línea que están trabajando juntamente las áreas de Neonatología, Ginecología, Pediatría y Atención Primaria del hospital, con reuniones permanentes, evaluando la situación.

El médico se mostró confiado en que estas revisiones intensas en el área de Salud Pública y la aplicación de programas como el Promin revertirán la tendencia hacia una baja de la mortalidad infantil en Cipolletti.


Comentarios


La mortalidad sacudió en Cipolletti