La movida «puma» tiene otro capítulo a cancha llena

El quince de Phelan le da revancha a Escocia, en Vélez. Retornan Borges y Agulla.





Lo eliminó del Mundial, le ganó con lo justo en Rosario y hoy le da revancha. Los Pumas se medirán con Escocia en un estadio que estará a full, porque las entradas se agotaron el jueves. Después de la soberbia actuación en el torneo ecuménico, la pasión de la gente se multiplicó y se espera una fiesta en la cancha de Vélez.

El encuentro se jugará a partir de las 16.00 y será transmitido en directo por ESPN +. Los albicelestes parten como candidatos, pero la visita quedó con la sangre en el ojo después del 21-15 que sufrieron hace una semana en el «Gigante» de Arroyito.

Santiago Phelan, flamante entrenador del quince nacional, dispuso dos variantes para la revancha ante los británicos: Lucas Borges y Horacio Agulla, wingers mundialistas, ingresarán por José María Núñez Piossek y Tomás de Vedia.

Escocia, en tanto, presentará cuatro cambios: entrarán Hugo Southwell, Simon Webster, Phil Godman y John Barclay. Además, el DT Frank Hadden realizará dos retoques posicionales: Chris Paterson irá de wing y Allister Hogg, de octavo.

Se presume que será otro partido cerrado, como los que acostumbran jugar argentinos y escoceses. Los Pumas tratarán de estirar la serie de siete triunfos ante los europeos, que no festejan desde 1990, cuando Hugo Porta se despidió del seleccionado.

La vuelta de Borges y Agulla invita a imaginar un equipo más agresivo que el que se vio en Rosario. En esa oportunidad, más allá de cometer una excesiva cantidad de infracciones, Los Pumas defendieron muy bien, sobre todo en la media hora final.

Pero quedaron en deuda en la faceta ofensiva, más allá de haber marcado dos tries. En la semana, Phelan y sobre todo Fabián Turnes trabajaron en ese aspecto, y se espera ver un team más contundente.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La movida «puma» tiene otro capítulo a cancha llena