La muerte de una beba palestina aumenta la tensión

Los palestinos y la prensa extranjera se vieron sacudidos ayer con las imágenes de la televisión palestina que mostraban a una pequeña de apenas cinco meses muerta, tras recibir una esquirla de un explosivo israelí. Poco después, fallecieron dos personas más, entre ellos un policía árabe. El premier israelí Ariel Sharon lamentó las muertes, pero ratificó la línea dura.



JERUSALEN (ANSA) - Las muertes de una beba palestina de cuatro meses, alcanzada anoche por bombas israelíes, y de dos hombres , entre ellos un policía ultimado ayer en Hebron incrementaron el clima de violencia en Medio Oriente, donde no se vislumbra la posibilidad una tregua.

Las imágenes de la pequeña palestina muerta en brazos de su madre en Khan Yunes, un campo de refugiados de Gaza, a consecuencia de un bombardeo israelí, fueron difundidas ayer por la televisión palestina. La beba Iman Hajur estaba en la vivienda con el resto de su familia cuando uno de varios impactos contra el campo de Khan Yunes, en Gaza, sacudió la casa.

Una esquirla perforó el abdomen de la pequeña y salió del cuerpecito por la espalda, precisó informó un médico hospitalario.

Una hermana de la niña, Suzanne, de solo 19 años, resultó gravemente herida, además de otras personas del poblado que sufrieron lesiones de diversas consideraciones.Un vocero militar israelí dijo que efectivos del Ejército respondieron con armas livianas al lanzamiento de disparos de morteros palestinos contra los asentamientos judíos de Neve Dekalim y Atzmona, en el sur de Gaza, donde no se registraron víctimas.

Los palestinos, por su parte, dijeron que el Ejército israelí utilizó tanques y ametralladoras pesadas. Horas más tarde se produjeron nuevas incursiones israelíes y en una de ellas fue asesinado Murad al-Hruch, un policía palestino de 30 años, que se encontraba patrullando junto a sus colegas -dos de los cuales resultaron heridos- en la localidad de Samua, cerca de Hebron.

En tanto, la televisión israelí informó que embarcaciones de patrullaje de ese país interceptaron en la noche del domingo una nave de carga con cohetes "katiusha" y varias armas destinados a los palestinos de Gaza.

La muerte de la pequeña Iman fue recordada ayer por el Papa Juan Pablo II en su discurso pronunciado en Kuneitra, sobre las alturas del Golán sirio. La triste noticia -dijo- "vuelve todavía más intensas nuestras plegarias" por la paz. (ver pág 3)

El premier israelí, Ariel Sharon, manifestó su pena por la muerte de la niña y el ministro para las Relaciones con la Knesset (parlamento), Dany Naveh, dijo que se abrió una investigación al respecto. En tanto, el secretario general de la presidencia de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Tayeb Abdel Rahim, volvió a denunciar a Israel y reclamó el envío urgente de una fuerza internacional para la protección de la población.

El ministro palestino Saeb Erekat dijo que el ataque contra Khan Yunes fue "un injustificado agravamiento" de las medidas represivas israelíes.

Según el titular de la cartera de Defensa israelí, Benjamin Ben Eliezer, los palestinos se preparan para hacer uso en los próximos días "de armas que jamás pensamos que podían emplear", expresó en una reunión con el grupo parlamentario laborista de la Knesset.

Sharon, que abrió la sesión de verano (boreal) del Parlamento, ratificó que no habrá negociaciones mientras continúe la Intifada y que Israel no se limitará sólo a operaciones de reacción.

"Antes de hablar de paz -declaró- es necesario dejar de disparar. Soy consciente de que cuando se reanude el diálogo también habrá renuncias de nuestra parte". El premier, anteriormente, se había negado a que Israel congele la construcción de asentamientos en los Territorios.

Sharon: "La batalla será larga y nada fácil"

Jerusalén (EFE).- La batalla con los palestinos "es compleja política y militarmente, será larga y nada fácil", afirmó ayer el primer ministro israelí, Ariel Sharon, en un mensaje dirigido al Parlamento, al inaugurarse las sesiones del período estival.

"Este es un momento de prueba para la nación debido a la guerra que nos impusieron (los palestinos) y de defensa de todo lo que construimos en este país", afirmó el jefe del gobierno de Unidad Nacional. Sharon advirtió a la Cámara que la lucha contra los palestinos alzados desde hace más de 7 meses en Gaza y Cisjordania "no terminará en un día, ni con una operación" militar.

Desde que comenzó la "intifada", el 29 de septiembre pasado, han muerto en el conflicto alrededor de 500 palestinos y unos 80 israelíes

"Daremos todas las facilidades a los civiles palestinos que no participan en las actividades terroristas", dijo Sharon, que precisó que las fuerzas de seguridad israelíes, que ahora operan incluso en territorios gobernados por Yasser Arafat, seguirán la lucha "contra los terroristas y sus aliados de la Policía palestina".

La batalla contra la "intifada" de los palestinos, en lucha por su independencia en los territorios ocupados de Cisjordania y Gaza y contra los asentamientos judíos, el principal obstáculo para ello, "exige una gran esfuerzo de todos los israelíes", comentó. Sharon reiteró que su gobierno "no negociará (la paz) bajo el fuego".

El premier, se expresó en favor de la mayor parte de las conclusiones de la comisión internacional de investigación sobre la violencia en los Territorios, pero no estuvo de acuerdo con un punto clave: el pedido para que Israel congele totalmente la construcción de asentamientos en los Territorios. (EFE)

Descubren un barco con armas

La marina israelí capturó una embarcación con armas, incluidos cohetes Katyusha, destinadas a palestinos de la Franja de Gaza para ser usadas contra israelíes, informó el ejército de ese país.

La marina dijo que la captura de los cohetes, morteros y materiales explosivos en un barco detenido en el Mediterráneo, cercano a la costa del norte de Israel, indicaba que un grupo palestino disidente intentaba atacar ese país.

El jefe de la marina israelí, Yadidiah Ya"ari, comentó, en una rueda de prensa en Haifa, que la embarcación, que aparentemente zarpó del norte del Líbano, también transportaba docenas de granadas propulsadas por cohetes, 120 granadas antitanques y cuatro misiles guiados antiaéreos.

Ya"ari dijo que el barco se dirigía a Gaza "hacia un destino que es la Autoridad Palestina".

"El que lo envía, por lo que sabemos (...) es la organización Jabril", agregó, refiriéndose al Frente Popular para la Liberalización del Comando General Palestino, grupo con sede en Damasco que no pertenece a la OLP. (Reuters)


Comentarios


La muerte de una beba palestina aumenta la tensión