La multitrocha de la 22 tendría dos cabinas de peaje

A fines de este año se abriría la licitación para la construcción de la ampliación de esta vía. El peaje se cobraría en los tramos Regina-Roca y Roca-Cipolletti. Costaría 1,50 peso.





ROCA (AR).- Los que utilicen la multitrocha que se construirá en el futuro sobre la ruta 22 entre Cipolletti y Chichinales deberían abonar, en dos casillas, peajes que tendrían un valor aproximado de 1,50 peso.

Así lo aseguró el titular de Vial Rionegrina (Viarse), Miguel Pedranti.

La intención del gobierno provincial es abrir a fin de año la licitación internacional para construir la nueva vía que unirá los puntos extremos del Alto Valle.

Para eso, el gobernador Pablo Verani acercó días atrás el proyecto diseñado por Viarse a funcionarios del Ministerio de Infraestructura de la Nación.

La aplicación de un peaje de bajo costo fue la alternativa planteada por los técnicos viales rionegrinos, que se implementaría a través de dos puestos de casillas. Uno de ellos se ubicaría entre Villa Regina y Roca y el otro tendría su lugar posiblemente en Allen.

Pedranti señaló ayer que se evalúa firmar un contrato de concesión por 20 años con la empresa ganadora de la licitación, que debería hacerse cargo de la construcción y mantenimiento del camino.

La inversión total de la obra que concluirá con el ensanchamiento de la ruta 22 llegará a 60 millones de pesos y contará entre sus puntos destacados con la pavimentación de la ruta provincial 65 en el tramo que une Roca con Villa Regina y el mejoramiento del camino provincial entre Roca y Cipolletti, que hoy encuentra a varios sectores en muy mal estado.

Esto responde a la necesidad de asegurar un camino alternativo seguro por el que no haya que pagar para transitar.

Las carpetas presentadas por el gobernador Verani al ministro Nicolás Gallo corresponden al estudio de prefactibilidad realizado por Viarse, en el que se agregan las obras complementarias necesarias para garantizar la seguridad y transitabilidad.

Aquí se detallan los caminos colectores y vías de escape que se utilizarán para el ingreso a las ciudades y chacras a la orilla del camino.

El titular de Viarse reconoció que «habría una zona conflictiva entre Allen y Roca, pero el resto de los caminos colectores están pensados como en la multitrocha de Neuquén, con lo que no tendría que haber problemas con el tránsito de tractores y camiones en la temporada de cosecha».

Desde Vialidad Nacional, el subadministrador Osvaldo Mildenberger indicó ayer que «el proyecto de ensanchamiento de la ruta 22 es algo concreto y que cuenta con negociaciones avanzadas para su realización».

Sin embargo, prefirió ser cauto a la hora de brindar detalles acerca de los plazos de comienzo y el método de financiamiento de la multitrocha.

Con respecto a la discusión desatada tiempo atrás acerca del lugar más conveniente para mejorar el tránsito por las rutas del Alto Valle, parece ser un tema olvidado para el gobierno provincial, que organizó el proyecto apuntando a la suma de dos carriles sobre el camino nacional que atraviesa la zona.

Más allá de estar convencido de que la construcción de una ruta por las bardas «sería más caro», Pedranti señaló que «el problema no es barda sí o barda no, sino la seguridad de los miles de automovilistas que transitan a diario y hacer la obra en la ruta 22 ayudaría más a reducir los índices de accidentes actuales».

En Cipolletti se oponen por experiencia

CIPOLLETTI (AC).- El Concejo Deliberante de esta ciudad reiteró ayer una postura ya definida en anteriores ocasiones: no se aceptará el peaje en la ruta 22 en el tramo Chichinales-Cipolletti.

Los ediles tienen como argumento, entre otros, los múltiples problemas que está ocasionando el cobro en los puentes que comunican esta ciudad con Neuquén.

El primero que salió al ruedo fue el edil Elvis Cides, con ese citado argumento. Le siguieron Hugo Lapuente, Alejandro Fuentes, Leandro Gómez, aunque al agotarse el tema Fabián Gatti, presidente del cuerpo, redondeó la opinión general de oposición al peaje.

Los ediles resolvieron elevar un pedido de informes a Viarse y Vialidad Nacional para saber qué proyectos concretos hay para la ruta en el tramo del Alto Valle.

Y también dejaron entrever que aceptarán trabajos de remodelación en ese tramo pero sin cobro de canon alguno. «En la 22, no», fue la coincidencia. Plantearon la necesidad de que para un eventual recambio de la traza de esa ruta, se evalúen las alternativas de la barda norte, y por la margen sur, aprovechando los puentes de Valle Azul, Paso Córdoba, el que se hará en isla Jordán y el de Balsa Las Perlas.

Las ventajas de la traza por la margen sur inclinaban la postura de los ediles hacia esa alternativa, aunque sin definición aún.

Por esa zona la contaminación ambiental no afectaría zonas pobladas, la actual ruta quedaría casi con exclusividad para el uso local, y se integraría y mejoraría la comunicación de zonas hasta ahora aisladas.

La desventaja -que también se iba a analizar con la mayor seriedad- es que el movimiento turístico dejaría de lado el Alto Valle Este y Oeste, con perjuicio para hoteles, restaurantes, venta de fruta, estaciones de servicio y expendio de combustible.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La multitrocha de la 22 tendría dos cabinas de peaje