La municipalidad neuquina intimó a las ferias

Buscan poner en orden las tiendas de ropa del Bajo.Los feriantes temen perder la fuente de trabajo.



NEUQUEN (AN).- Las ferias de ropa que abundan en el Bajo fueron intimadas a operar en condiciones mínimas de salubridad, seguridad e higiene. Tienen 30 días de plazo para poner en orden las cosas bajo amenaza de clausura porque hay "muchas irregularidades y situaciones de peligro de vida", dijo el director General de Comercio Fernando Gallo.

En estos sectores funcionan tiendas precarias, pegadas unas a la otras, dentro de locales enormes. En los tres más importantes funcionan 105 puestos pero la comuna considera que el número debe bajar a 60.

Los feriantes están nerviosos porque 45 de ellos se quedarán en la calle. No saben quiénes, afirman que no tienen otra fuente de trabajo y se encogen de hombros ante la posibilidad de que los salones no sean refaccionados a tiempo. Algunos perciben una "persecución" por parte de los inspectores.

Las ferias notificadas son las tres más grandes, las ubicadas en las calles Mitre al 100 y al 200 y Perito Moreno al 100.

Una comisión especial de inspectores de Comercio y de Obras Particulares relevaron los lugares, la infraestructura y los servicios básicos. Encontraron en común una "sobre explotación comercial", que trabajan más personas de las permitidas en espacios reducidos, la cantidad de baños es insuficiente y faltan los certificados finales de bomberos para ser "galería comercial".

Según Gallo la inversión que hay que hacer es "mínima para que los trabajadores puedan trabajar normalmente y de acuerdo a las reglamentaciones vigentes".

"En ocasiones evidenciamos irregularidades que ponían en peligro la vida de trabajadores y compradores" y en otras "las instalaciones no tienen los sanitarios mínimos para un desempeño digno de las tareas", reseñó el funcionario a la hora de fundamentar las medidas.

En la feria de Mitre 157 funcionan alrededor de 60 puestos y sólo pueden haber 30. En la denominada "Patagonia" el personal municipal contabilizó 25 cuando se permiten 10 y en la de Perito Moreno la cantidad máxima de personas admitida es 20 y hay 30.

Gallo dijo que la mayoría de los puestos está funcionando sin licencia comercial pero observó que "no es lo único objetable". Explicó que las habilitaciones "se dan en relación al espacio y a los sistemas de salubridad, ventilación e iluminación que ninguna de ellas cumple".

Advirtió que más allá de que las ferias se pongan en regla "vamos a controlar periódicamente la cantidad de gente que atienden los puestos".

Otras falencias son las marquesinas antirreglamentarias que ocupan el ancho de la vereda con apoyo en la vía pública: el plazo para retirarlas es de cinco días corridos.

Gallo mencionó la falta de puertas exteriores en sentido de escape ante una eventual emergencia, dado que los locales y la mercadería que allí se ofrece son susceptibles de combustión.

Señaló que los certificados de bomberos se ajustaban a normas establecidas para las ferias y no para "galerías comerciales", como encuadra a estos salones el código municipal de edificación.

Los feriantes pagan un "alquiler" a los dueños de los locales, en general en forma diaria que los habilita a levantar el puesto en el lugar.


Comentarios


La municipalidad neuquina intimó a las ferias