La NASA intenta cambios

El director de la NASA Michael Griffin prometió establecer una nueva política de comunicación, dos meses después de que el principal climatólogo de la agencia espacial estadounidense denunciara presiones para censurar sus trabajos sobre el calentamiento global.

La NASA precisa que sus científicos e ingenieros son libres de hablar de sus trabajos y expresar sus opiniones personales públicamente.

Calificando este nuevo código de comunicación como «un compromiso para la apertura», Griffin destacó que cuando los científicos de la NASA expresan sus opiniones públicamente, deben indicar con claridad que no hablan en nombre de la agencia.

La NASA había sido objeto de numerosas críticas de la comunidad científica y del Congreso, luego de que el climatólogo James Hansen, director de estudios espaciales en el Goddard Institute de la NASA, declarara a fines de enero a The New York Times que el gobierno estadounidense intentó impedirle hablar públicamente a la prensa sobre temas climáticos. Altos funcionarios de la NASA, designados por la Casa Blanca, han ejercido presiones sobre el departamento de prensa y científicos de la agencia, en particular durante la campaña presidencial de 2004, para reducir la cantidad de información sobre el clima, el derretimiento de los glaciares o la contaminación, había informado el diario, citando a empleados de la NASA.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora