La noche que “Manu” jugó como Jordan

Un Ginóbili colosal, con 48 puntos, ratificó a San Antonio como el mejor equipo de la NBA.



Sábado 22 de enero de 2005, 3:33 AM. Fecha y hora de un hecho histórico para el deporte nacional. Y otra vez, de la mano de Emanuel Ginóbili. En una actuación maravillosa, el bahiense anotó 48 puntos y lideró a San Antonio Spurs en la tremenda victoria sobre Phoenix, por 128 a 123. Fue un partido con todos los ingredientes y 18.422 hinchas mudos ante la soberbia producción del argentino en el América West Arena. “Manu” hizo absolutamente de todo y enfrente no había cualquier equipo. Era “el” juego de la fase regular y sirvió para que los Spurs se despeguen de los Suns como el mejor de la NBA. Ahora la diferencia es de 33-9 a 31-10. Ginóbili anotó los primeros cinco puntos de su equipo y dio toda una señal. Se fue al descanso con 19 y aquel aviso ya se transformó en una seria amenaza para Steve Nash y compañía. En el tercero descansó y Phoenix lo aprovechó porque ganó el parcial 32-16 y sacó una ventaja que parecía decisiva (88-71). Sin embargo, en el cuarto, cuando las papas queman, “Manu” se despachó con 18 puntos. Además, robó un balón clave a falta de 1.23 y le dio una asistencia a Brent Barry, quien anotó el primero de dos triples “mortales” que sirvieron para empatar el tiempo regular en 111.

La planilla del bahiense, digna de encuadrar, fue la siguiente: 48 puntos (16-22 en tiros de cancha, 5-7 en triples y 11-12 en libres), 5 rebotes, 6 asistencias y 1 robo, en 44 minutos.

En el medio, un hecho para resaltar. Faltaban siete minutos para que se cierre el tercero y para ratificar que el escolta hacía de todo, rompió una de las redes del AW Arena. La volcó con toda la furia y en la caída, las sogas quedaron colgando. Insólitamente, los Spurs fallaron seis ataques consecutivos después del cambio de red y atravesaron por el momento más duro del partido. Después, Ginóbili puso las cosas en su lugar. Los socios del argentino en el gran éxito de los Spurs fueron Tim Duncan y Barry. El interno aportó 30 puntos y capturó 19 rebotes (6 ofensivos), mientras que el sexto hombre encestó 16 tantos, con tres triples consecutivos entre los últimos segundos del tiempo regular y los primeros del suplementario. Del otro lado, dos que no quieren ver a “Manu” ni en figuritas. Shaw Marion (37 puntos) y Amare Stoudemire (35) hicieron partidos tremendos, pero seguramente pensaron en los Juegos Olímpicos, cuando el bahiense y sus compañero argentinos destrozaron las ilusiones de un debilitado Dream Team.

Aquella tarde se rindieron ante una camiseta celeste y blanca con el Nº 5. Ahora, la historia se repitió con la 20 negra de los Spurs.

Con los 48, Ginóbili alcanzó una nueva marca personal, porque superó con amplitud los 33 que le convirtió a Los Angeles Lakers el 6 de noviembre de 2003. Como se puede apreciar, los récords no son ante cualquiera. El bahiense es un monstruo de verdad y si el rival es un peso pesado, su agrande es total. Sino, que lo digan los muchachos de los Suns.

“¿Qué puedo comentar?”

Ginóbili rompe los moldes. Con los 48 puntos ante los Suns, el bahiense dio otro paso en su ascenso a la cima del básquet mundial y se convirtió en el primer latinoamericano en conseguir esa marca.

“¿Qué puedo comentar? Esto fue algo que pensaba que nunca iba a pasar, porque no soy un gran anotador. Fue una gran noche para mí, por la marca que conseguí en lo individual y especialmente por el triunfo que logró el equipo después de ir perdiendo por 17 puntos”, afirmó el bahiense luego de su juego consagratorio.

Y agregó que “fue un partido que probablemente nunca soñé tener, porque no soy la primera opción para tomar los tiros en este equipo. Salí muy fuerte, encestando, así mejoró mi confianza. Luego, comencé a meter tiros difíciles. Lo percibí y todo lo demás vino por añadidura”. El entrenador de San Antonio, Gregg Popovich, sólo tuvo elogios para “Manu”. “Fue sobresaliente, es un jugador destacado”, expresó.

Chicago en zona de play offs

Andrés Nocioni no rindió como en otras jornadas. Igual, Chicago ganó y otra vez se metió en zona de play offs en la conferencia del Este. Fue 95 a 85 ante Atlanta, con sólo 2 puntos del alero santafesino.

El partido entre Miami e Indiana prometía y los protagonistas no fallaron. Fueron a suplementario y los Pacers sacaron chapa de visitante, al ganar 106 a 100.

Jamaal Tinsley, en el vencedor, y Dwyane Wade en los Heat, finalizaron con 30 puntos. El duelo de los O'Neal fue muy peleado, pero también quedó para los de Indiana. Jermaine que hizo 26 puntos y bajó 14 rebotes, contra 24 y 10 de Shaquille.

Mientras espera por la recuperación de Carlos Delfino, la dirigencia de Detroit movió los hilos y contrató a otro perimetral. El base de Puerto Rico, Carlos Arroyo.

En la cancha, las cosas no funcionan, porque los orientados por Larry Brown cayeron ante Milwaukee, por 89 a 86. El sexto hombre de los Bucks, Mike James, fue el más efectivo, con 20.


Comentarios


La noche que "Manu" jugó como Jordan