La nueva escuela: de la mano con la familia y semipresencial

Educadores de los 24 distritos argentinos respondieron a una convocatoria iniciada en 2017 para la transformación del nivel secundario, que la pandemia, vía virtualidad, convirtió en federal.





El proyecto Eutopía nació en 2017 con 16 escuelas.

La inusitada convocatoria que obtuvo un reciente encuentro virtual de educadores de nivel secundario para analizar la transformación escolar en la nueva normalidad fue prueba de que la pandemia tiene también un rostro de buen augurio.

La sesión online se realizó el 8 de julio último y reunió tras las pantallas a unos 1.350 directivos, docentes y representantes legales de escuelas de los 24 distritos argentinos. Hasta ayer, la presentación “Nuevas normalidades y gestión de la transformación escolar: hackear el hackeo” había sumado 2.350 visualizaciones en Youtube.

Educadores de Buenos Aires, Neuquén, Río Negro, Chubut, La Pampa, Santa Cruz, Tierra del Fuego y el resto del país intercambiaron ideas sobre la gestión y transformación de la escuela en contexto de y pospandemia.

La sesión del 8 de julio. El 8 de agosto será con Melina Furman.


“En cada episodio –les dimos una narrativa de serie– viene un especialista que invita a pensar distintas dimensiones que están en juego en esta nueva forma de educar”, dice Luciana Alonso, directora de la alianza Eutopía que propone el cambio en el nivel secundario con un horizonte federal para 2030.

Estamos ante la posibilidad de decir: vamos a cambiar las formas de educar, de ser escuela. Ese es mi pensamiento, mi gran esperanza”.

Luciana Alonso, psicopedagoga y experta en innovación educativa


“Una de esas dimensiones, sin dudas, es la participación de la familia”, señala en el comienzo de la entrevista. “Me parece que eso culturalmente es un cambio. La pandemia nos dislocó, como a todos, pero por otro lado nos abre un escenario de nuevas posibilidades por cómo se está transformando la forma de ser escuela. Lo que aprendemos de este proceso es que podemos acompañar la transformación de la escuela secundaria a nivel nacional porque los episodios de este proyecto que sale en el nivel virtual –que siempre fueron pensados en la presencialidad y en la ciudad de Buenos Aires– resulta que estamos teniendo una respuesta de convocatoria asombrosa, de las 24 provincias”.

P- ¿Cómo enfrentan esta gestión de emergencia en las escuelas?
R-
“La mayoría de la ciudadanía tiene experiencia de escuela en una presencialidad, en unas coordenadas de tiempo y espacio determinados, donde el encuentro es lo que posibilita la educación. Ahora si el encuentro actualmente está totalmente mediatizado por las tecnologías –siendo completamente honestos– esto deja en evidencia la desigualdad y la falta de equidad que hay en nuestro sistema educativo. Hay una gran parte de la población que no está pudiendo tener acceso. Entonces ahí es cuando uno se pregunta cuál es el lugar social de la escuela”. 

P- ¿Qué va a pasar el año que viene?
R-
“La escuela no va a volver ver a ser la misma. Vamos hacia un modelo semipresencial donde no todos podemos volver juntos, esto va a durar unos cuantos meses. Entonces por un lado se plantea el desafío de “zonificar la escuela”. Cada escuela en función de su infraestructura edilicia tendrá que darle un nuevo sentido pedagógico y social a los espacios y pensar nuevos agrupamientos  y seguramente muchas no volverán por grados. Van a volver quizás por ciclo o en función de dar respuestas a las necesidades familiares. Una mama que tiene 3 o 4 hijos, que el lunes va un hijo a tal hora y lo tiene que ir a buscar, el martes, otro, el miércoles otro. Si no pensamos en la organización familiar en las formas de volver a la escuela, esa familia no puede salir a trabajar. Entonces los agrupamientos van a tomar nuevas formas”. 

P- Un trabajo inmenso…
R- “Totalmente, pero seguro el común denominador va a ser sostener un modelo más ensamblado de semipresencialidad. Cada escuela va a tener que encontrar una narrativa para darle sentido educativo y pedagógico, llevando esto con criterio comunitario. Tiene que ser de la mano con la familia, si no va ser imposible”.

"Eutopía", un movimiento emergente


Eutopía es un modelo educativo innovador que busca la transformación de la escuela secundaria y nació en 2017 con foco en la ciudad de Buenos Aires pero en un contexto más amplio como parte de un acuerdo del Consejo Federal de Educación que plantea la secundaria del año 2030. Según su directora, Luciana Alonso, es un proceso emergente que “nace no tanto para la implementación de políticas públicas sino en movimiento inverso o sea cómo la escuela aporta su voz en la construcción de políticas públicas para transformar la escuela secundaria”.

Es impulsado desde la Vicaría Pastoral de Educación en alianza con la Organización de Estados Iberoamericanos y el apoyo de Fundación Telefónica Movistar y La Caixa Foundation, a través del proyecto ProFuturo.
Próximo encuentro: 11/8 – “Reflexionar sobre el camino recorrido para seguir el viaje”, a cargo de Melina Furman. Inscripción previa en: https://qqa50ipl.pages.infusionsoft.net/
Web: www.eutopia.edu.ar - Redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram
Libro de descarga gratuita: “El camino de Eutopía, la aventura de la transformación educativa”. Link de descarga: https://eutopia.edu.ar/materiales-eutopia/

La entrevistada


Luciana Alonso es directora de la alianza que impulsa el modelo Eutopía. Licenciada y profesora de Psicopedagogía por la Universidad del Salvador, donde ejerce como docente titular. Tiene una maestría en Educación y Tecnología por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (Madrid, España). Como tecnóloga educativa conduce iniciativas de innovación pedagógica. Es asesora pedagógica e institucional en escuelas del Arzobispado de Buenos Aires.


Comentarios


La nueva escuela: de la mano con la familia y semipresencial