La obesidad afecta al 30% de los argentinos de más de 40 años

"El 65% de los adultos en Argentina tiene sobrepeso y el 30% es obeso", dijo Casalnuovo, quien dirige además el centro de Cirugía de la Obesidad de Buenos Aires (CCO) y es profesor de Cirugía de la Falcultad de Medicina de la UBA.



El 30% de los adultos argentinos es obeso y en total el índice de sobrepeso es del 65%, afirmó el jefe de Cirugía Bariátrica del Hospital de Clínicas de Buenos Aires, que consideró “preocupante” la incidencia, en niños y adolescentes, de una enfermedad considerada en el mundo “la primera epidemia no infecciosa de la historia”. 

 Durante una presentación de los tratamientos disponibles en el país y el exterior Casalnuovo dijo que la vía quirúrgica “ha sido una solución cierta para el problema de la obesidad”.  “El 65% de los adultos en Argentina tiene sobrepeso y el 30% es obeso”, dijo Casalnuovo, quien dirige además el centro de Cirugía de la Obesidad de Buenos Aires (CCO) y es profesor de Cirugía de la Falcultad de Medicina de la UBA. 

 Las cifras, según señaló hoy el cirujano argentino, “han ido en aumento los últimos 10 a 15 años en todo el mundo” pero sostuvo que “también hay más posibilidades de una mejor calidad de vida y de una significativa reducción de los índices de mortalidad entre los obesos, gracias a las cirugías bariátricas”.  A nivel mundial, el 68% de las personas tiene sobrepeso y el 31%, obesidad, mientras que en los últimos 25 años, el 20% de los niños se ven afectados por este problema.

“Lo que preocupa es que el 80% de esos niños serán adultos obesos”, dijo Casalnuovo y añadió que “la epidemia no infecciosa en que se ha convertido la obesidad en el mundo representa un gran problema de salud pública”. El Indice de Masa Corporal (IMC) es la relación entre el peso, la altura y al estructura corporal, que en una persona con peso “normal” es de entre 18 y 25, recordó el cirujano y añadió: el paciente con sobrepeso tiene un IMC de más 25 y el obeso supera 30 de IMC. 

 Casalnuovo dijo que las cirugías bariátricas no son “para los que tienen unos pocos kilos de más. Están indicadas para un grupo de personas con exagerado sobrepeso, alta morbilidad (enfermedades asociadas o causadas por la obesidad) y alta mortalidad”. La obesidad desencadena enfermedades cardíacas, arritmias, trastornos respiratorios, apneas del sueño -por falta oxígeno en la sangre que llega al cerebro-, hígado graso, osteoartritis, hipertensión arterial y diabetes, entre otras, y éstas hacen que el paciente muera antes”, señaló el especialista.

“Los obesos severos tienen unos 10 años menos de expectativa de vida que el resto de las personas. Ese grupo y los obesos mórbidos, que suman entre el 8% y el 10% de la población, son los que necesitan de la vía quirúrgica, no todos”, apuntó. 

 Las enfermedades que acompañan a la obesidad aumentan la morbilidad y la mortalidad del paciente. La cirugía bariátrica, que lo hace bajar de peso en poco tiempo, reduce esa posibilidad.  No obstante, Casalnuovo enfatizó que “el resorte del tratamiento de la obesidad es el cambio del estilo de vida, de las conductas, de la alimentación y de la actividad física”. 

 “A la mayor parte de las personas que busca bajar de peso no se le indica una cirugía. Sigue los tratamientos conservadores sin pasar por un by pass gástrico o banda gástrica ajustable”, dijo el médico al nombrar dos de las cuatro alternativas de intervención. 

 No obstante, a los que se someten a la vía quirúrgica se le indicará también un cambio de conducta y establecer una buena relación con la alimentación para hacer de ese descenso de peso, un proceso realmente eficaz.  Entre las cuatro operaciones bariátricas vigentes hoy en el mundo, el especialista destacó la constante y creciente adhesión a un tratamiento multidisciplinario que incluye la cirugía de banda gástrica ajustable. 

 “Presenta muy baja morbilidad y mortalidad, es ajustable, reversible y ofrece excelentes resultados comparables con el resto de las intervenciones”, explicó Casalnuovo. _ Según el cirujano, el procedimiento es “mini invasivo, seguro, efectivo y duradero, tiene mínimos efectos adversos y no altera la anatomía del paciente.


Comentarios


La obesidad afecta al 30% de los argentinos de más de 40 años