La obesidad es un problema en el país

Los niños de familias pobres son los más afectados.



BUENOS AIRES (Infosic)- La obesidad y el retraso en el crecimiento son los principales problemas vinculados con la mala nutrición que afecta a los niños argentinos, según especialistas.

Esteban Carmuega, integrante del servicio de Nutrición del Hospital Garrahan, explicó que “contrariamente a lo que puede creerse, en la Argentina el índice de desnutrición aguda -falta de peso con relación a la altura- es prácticamente inexistente, encontrándose, en cambio, otros problemas nutricionales vinculados con la pobreza y la marginalidad, como retraso en el crecimiento y obesidad, como resultado del desbalance crónico entre consumo calórico y gasto energético”.

“La obesidad infantil es un verdadero problema en el país, como una forma de mala nutrición y su incidencia es más notable en la pobreza que en los sectores más pudientes”, apuntó el profesional.

Según Carmuega, “se trata de un sector de la población que se alimenta a base de harinas, pan, pastas, papa, azúcar para el mate y galletas, y llevan adelante una dieta sumamente desbalanceada que, pese al exceso de peso, no hace otra cosa que ocultar un estado importante de desnutrición oculta”.

“Se trata de niños que, además, no tienen acceso al deporte y a la actividad física, por lo que les resulta muy difícil quemar de manera equilibrada las calorías que ingieren”, sostuvo.

El especialista del Garrahan aseguró que “los productos más baratos, a los que tienen acceso las clases más pobres, están compuestos por calorías de poco valor”, para remarcar que de acuerdo a diversos estudios realizados en la Ciudad de Buenos Aires “los adolescentes de las clases menos pobres tienen tres veces más posibilidades de realizar actividad física que los pertenecientes a los hogares con menores ingresos”.

“Esta clase de obesidad es una nueva faceta de la desnutrición”, afirmó y consideró que “otro problema que se observa en el país es el retraso crónico en el crecimiento, es decir la incapacidad de alcanzar el tamaño para el que, genéticamente, el niño está predispuesto. Esta problemática no se vincula solamente a carencia de nutrientes esenciales, sino también a la alta frecuencia de enfermedades entre los sectores socioeconómicos más pobres y a la baja incidencia de lactancia materna que hay en el país”.

“No se trata de niños más delgados, pero sí con menor altura de la que deberían tener”. dijo.


Comentarios


La obesidad es un problema en el país