“La ‘olla’ no se llena con vocación”



“Bomberos rionegrinos quieren radio operadores rentados” dice el título de una nota publicada en este diario el 15 de abril (página 10). Allí el presidente de la federación que agrupa a las asociaciones de bomberos voluntarios en la provincia, Néstor Linares, reclamaba al Ministerio de Gobierno la contratación de 75 radio operadores para garantizar las comunicaciones en aquellos cuarteles que carecen de personal policial, debido a que “no se pueden cubrir todas las guardias de emergencia con el voluntariado”, y que las contrataciones sean solventadas por la provincia o los municipios. Desde la creación del primer cuerpo de bomberos voluntarios en el Alto Valle –que fue el de Roca en 1949–, la provincia, por intermedio de la Jefatura de Policía, envió personal especializado para instruir a los voluntarios, cubrir las guardias y colaborar en la construcción de los edificios, con sueldos abonados por la provincia. En la década del 70 el entonces presidente de bomberos voluntarios de Bariloche, Héctor Farrarons, aconsejaba retirar a los bomberos de la Policía de los cuarteles de voluntarios, encontrando siempre la negativa de las asociaciones del resto de la provincia. Pero la dirigencia bomberil se fue renovando y llegaron dirigentes con otras ideas y objetivos, por lo que varias de las instituciones que figuran en el planteo que hace Linares solicitaron a la Jefatura de Policía y/o al gobierno provincial el retiro del personal de sus respectivos cuarteles. Me parece bien que esos dirigentes hayan intentado conducir el cuerpo activo sólo con voluntarios, pero no han tenido en cuenta aquello de que “a caballo regalado no se le miran los dientes”. Estas decisiones las toman los dirigentes. Estoy seguro de que los voluntarios han puesto toda su predisposición para cubrir el servicio de guardia, pero los dirigentes deben saber que la “olla” de los bomberos no se llena con vocación, menos aún en los tiempos que corren. Alberto Lino Guajardo, DNI 7.567.367 – Regina

Alberto Lino Guajardo, DNI 7.567.367 – Regina


Comentarios


“La ‘olla’ no se llena con vocación”