La opción del teletrabajo se afirma en las empresas

En la Argentina la mitad de las firmas opina que la modalidad es beneficiosa.



#

Tendencias

El 52% de las empresas de la Argentina considera que la modalidad de teletrabajo resulta beneficiosa tanto para la producción como para los empleados, según un relevamiento realizado por una consultora privada. El teletrabajo es una modalidad ocupacional promovida desde las empresas del sector tecnológico que cuenta desde hace ya más de cinco años con el aval del Ministerio de Trabajo. Desde el Ministerio se promovió el proyecto de ley de teletrabajo mientras se trabaja con sindicatos y empresas para la incorporación de trabajadores bajo esta modalidad. Telecom, YPF y Cisco Argentina fueron las empresas encargadas de dar el puntapié inicial en la Argentina luego de acordar con sus respectivos sindicatos y con el ministerio la modalidad de teletra- bajo. Una demostración de cómo avanza la utilización de trabajadores móviles en la Argentina es la expansión de la empresa Urban Station, que abrió nuevos locales en la zona céntrica porteña para ofrecer infraestructura de comunicaciones a los teletrabajadores. Según el relevamiento de la consultora Regus, actualmente tres de cada cuatro empresas en el país ofrecen a sus empleados la posibilidad de realizar sus actividades a distancia, a través del uso de herramientas tecnológicas. El director de la consultora para el Cono Sur, Bernardo Fernandini, aseguró que “el trabajo flexible se ha convertido en la norma”, lo cual genera beneficios “del empleador al empleado, de las familias a la sociedad en general e incluso al medio ambiente”. Entre las empresas consultadas, el 52% consideró que los “costos del trabajo flexible son inferiores a los del trabajo en una oficina fija”. Para la mitad de las compañías que implementaron la modalidad se verifica una mejora en la productividad y el 75% destaca la mejora “significativa” de los empleados, que logran un equilibrio entre su vida personal y su actividad laboral. A su vez, el estudio recabó que la “confianza” sigue siendo el obstáculo “más importante” para incorporar esta modalidad en las empresas. De hecho, el 46% de las empresas argentinas sólo ofrece este privilegio a los empleados de alto rango. “Al basar el derecho a la flexibilidad en la jerarquía, algunas empresas están perdiendo grandes oportunidades y pueden incluso alejar a los nuevos talentos cuya captación les ha costado un gran esfuerzo”, indicó Fernandini. El teletrabajo es una modalidad instalada a nivel mundial y, según el relevamiento realizado por la empresa Citrix Systems, el 77% de los trabajadores siente que es “más productivo” si realiza su actividad fuera de la oficina. Más allá del impulso que se intenta dar a esta modalidad de trabajo desde la casa u otro lugar apto para desarrollar la actividad, lo cierto es que la misma cuenta con algunos detractores. En España, por caso, están los profesionales que opinan que el teletrabajo “no es tan bueno como lo pintan”. Así, un 32% de un relevamiento realizado por la consultora CVA opina que favorece el sedentarismo y el aislamiento profesional y un 23% considera que supone una invasión de su espacio privado porque implica no poder desconectarse nunca de la actividad que se desarrolla. Además, un 14% cree que teletrabajar supondría un freno para su carrera. En España, el número de trabajadores bajo esta fórmula está cuantificado en el orden del 5%, muy lejos de otros países que ostentan niveles de inserción del 22 y del 26%, como en el caso de Finlandia y Holanda respectivamente. El teletrabajo es una modalidad cuya implementación obviamente tiene un sesgo económico para los empleadores. Según cálculos realizados por distintas empresas españolas, el uso de esta forma de trabajo les ahorraría a las compañías un total de 1.200 euros al año por cada empleado que opere bajo esta modalidad. Las organizaciones más avanzadas en Recursos Humanos son las que cuentan con un mayor número de empleados que se han sumado a esta opción. Bankinter, Cisco, Kellogg’s y Accenture son firmas en las que el teletrabajo está presente como un punto más dentro de su plan de conciliación. En él se incluye el compromiso de la compañía para proporcionar los medios tecnológicos necesarios para facilitar el trabajo desde casa. El departamento de Recursos Humanos de Kellogg’s señala que la apuesta por el teletrabajo no está motivada por el ahorro. El principal beneficio, según fuentes de esta compañía, es la satisfacción de los empleados, lo que fomenta la motivación y aumenta la productividad.


Comentarios


La opción del teletrabajo se afirma en las empresas