La OPEP rechazó pedidos de suba de la producción

Durante la reunión informal que mantuvieron en Viena los ministros de Energía de los once estados de la OPEP, resolvieron no subir la producción. Pusieron al frente a un venezolano.



Viena.- La OPEP no alterará su actual nivel de producción hasta 2001, año en que el ministro venezolano de Energía y Minas, Alí Rodríguez, sucederá al nigeriano Rilwanu Lukman en la Secretaría General de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (ver abajo).

Este fue el resultado de la reunión informal que mantuvieron en Viena los ministros de Energía de los once Estados que integran OPEP, previa a la apertura de su CXII conferencia ministerial.

Alí Rodríguez, quien ocupa desde marzo pasado la presidencia de turno de la conferencia ministerial, asumirá el cargo más alto de la organización el próximo 1 de enero, por un período de al menos tres años.

La elección del nuevo secretario general era uno de los principales temas de la reunión de ayer, pues hacía un año y medio que los ministros no lograban el consenso necesario para optar por uno de los cuatro candidatos postulados por los gobiernos de Arabia Saudí, Irán, Irak y Libia.

A juzgar por los comentarios que trascendieron a la prensa durante las deliberaciones previas, parecía que esa dificultad seguía insalvable y que los ministros volverían a aplazar la decisión, poco antes de que se diera a conocer oficiosamente el nombramiento del ministro venezolano.

Por otro lado, se espera que hoy se confirme la fecha de la próxima cita de los titulares de Energía y Petróleo de la OPEP, anunciada también extraoficialmente para el 17 de enero de 2001.

Ante el temor que, tras aumentar cuatro veces la producción de crudo este año en un total de 3,7 millones de barriles diarios adicionales, el cartel no volverá a alterar su oferta hasta al menos esa fecha, en la que eventualmente podría decidir un recorte si considera que existe el riesgo que los precios se desplomen.

Ello implicaría que el mecanismo adoptado por la organización a iniciativa de Venezuela para estabilizar los precios en una banda de fluctuación de entre 22 y 28 dólares por barril quedaría al menos suspendido hasta nueva decisión.

El sistema, aplicado por primera vez hace doce días, compromete a los productores a lanzar medio millón de barriles diarios cuando el barril (de 159 litros) de la OPEP supera los 28 dólares durante veinte jornadas consecutivas, así como a recortar en la misma cantidad su oferta total cuando la cesta se cotiza por debajo de los 22 dólares durante diez días consecutivos.

El peligro que ven los expertos del cartel es que las situaciones descritas pueden producirse por factores ajenos al equilibrio entre la oferta y la demanda de crudo en el sensible mercado mundial del petróleo, como la especulación, las cargas fiscales sobre los productos refinados, las dificultades del transporte y los conflictos políticos.

Así, estiman que si los actuales precios del crudo siguen superando los 28 dólares por barril durante los próximos días (actualmente se sitúan por encima de los 30 dólares), se debe entre otros a las tensiones entre israelíes y palestinos.


Comentarios


La OPEP rechazó pedidos de suba de la producción