La oposición salió a cruzar fuerte a Cristina

Carrió y Bullrich afirmaron que la esposa del presidente Kirchner no simboliza a la nueva política y que utiliza "el aparato de siempre". Desde el menemismo se afirmó que Cristina no representa al peronismo. Desde el oficialismo destacaron que la senadora tiene condiciones para ser candidata.





El proyecto político del gobierno, ratificado en el acto de lanzamiento de la campaña electoral del oficialismo, y el protagonismo de la senadora Cristina Fernández en ese encuentro, recibieron ayer críticas del ARI, el menemismo y Unión Por Todos, entre otros sectores de la oposición, y elogios de referentes afines a la Casa Rosada.

Aunque desde veredas diferentes, la jefa del ARI, Elisa Carrió, y la titular de Unión por Todos, Patricia Bullrich, coincidieron en cuestionar la «vieja política» y el «aparato de siempre» que, a su criterio, quedaron demostrados en el acto de ayer en Obras Sanitarias, en el barrio porteño de Núñez.

En tanto, el diputado Adrián Menem advirtió que ni la primera dama, ni el jefe de Gabinete y flamante titular del PJ porteño, Alberto Fernández, «representan al peronismo».

Cristina, quien el miércoles por la noche no habló de su eventual postulación como senadora por el PJ bonaerense, pidió a la multitud acompañar la gestión del presidente Néstor Kirchner, replicó el grito de un asistente diciendo que se acuerda de Juan Domingo Perón cuando vota una ley, y señaló que «no se trata de candidaturas, sino de proyectos políticos y de un país mejor».

Ayer por la mañana, el fervor del gobernador sanjuanino, José Luis Gioja, y del diputado bonaerense y líder piquetero Luis D'Elía hacia la figura de Cristina, entre otros referentes kirchneristas, contrastó con los ácidos cuestionamientos de Carrió, candidata del ARI a diputada por la Capital Federal.

La dirigente descalificó indirectamente el encuentro oficialista del miércoles: «La verdad, yo no la vi (a Cristina Fernández», afirmó, pero enseguida se preocupó en señalar que su partido pelea «por otro proyecto sustancialmente diferente». «Yo sigo creyendo que estamos en el final del viejo sistema político argentino, más allá de un resultado electoral concreto. No es que el pueblo no sepa: hoy todos saben en la Argentina quienes roban, quien hegemoniza, quienes se están llevando las tierras, el petróleo y el gas», arremetió.

Tras manifestarse «encantada» de dar combate electoral, Carrió enfatizó que «nosotros estamos peleando por el contrato moral, tenemos otro proyecto político sustancialmente diferente».

A su turno, Bullrich alertó que el encuentro del miércoles significó el «abandono» por parte de Kirchner de la iniciativa de renovar la política, y la ratificación del «mismo aparato de siempre». «Se terminó la idea de una nueva política que implica muchos cambios, que no haya clientelismo, que no haya prebendas; lo que se mostró en este acto es la asunción de Néstor Kirchner a la cabeza del viejo aparato», lanzó la titular de Unión por Todos. Insistió en este punto: «Vuelve el mismo aparato de siempre a instalarse. Carlos Menem, Eduardo Duhalde, ahora Kirchner: cambian las cabezas pero no cambian las prácticas».

Desde el menemismo, el diputado Adrián Menem arremetió: «Viendo la foto, me parece que Alberto Fernández y Cristina Kirchner no representan al peronismo. El peronismo es un estilo de vida y representa una forma de gobierno que es el equilibrio de los argentinos hacia arriba, y el gobierno está equilibrando a los argentinos hacia abajo».

En una visión contraria, el gobernador Gioja alabó a la primera dama: «Si Cristina fuese sanjuanina, yo la propondría a ojos cerrados como senadora por San Juan porque la conozco, porque sé de su capacidad y porque, además, tiene una gran representatividad», resaltó.

El piquetero oficialista D'Elía también se fue en elogios a la primera dama, al opinar que con su oratoria «'pasa al cuarto' a más de un varón».

Por su parte, la subsecretaria de Defensa del Consumidor y vicepresidenta segunda del PJ porteño, Patricia Vaca Narvaja, evaluó que el acto de lanzamiento de la campaña electoral del gobierno tuvo «mística», y que la nueva conducción del peronismo capitalino pretende «concretar lo que siempre quisimos: esta utopía de cambiar la realidad».

(DyN)

Contexto: La emoción de los artistas

BUENOS AIRES (ABA).- «¡Vinieron Perón y Evita!», decían en broma los cronistas de televisión. Es que en el acto de lanzamiento de la campaña de Cristina Kirchner, en el estadio porteño de Obras Sanitarias, estuvieron presentes los actores Víctor Laplace y Esther Goris, quienes representaron en el cine al matrimonio Perón. Goris, vestida con sus típicos vestidos pegados al cuerpo y una boina negra, entró a la platea preferencial y no paró de saludar a la hinchada del gremio Obras Sanitarias, que la recibió con gritos efusivos.

Los protagonistas de la película «Evita», dirigida por Juan Carlos De Sanzo, no fueron los únicos artistas que se emocionaron con el discurso de la primera dama. En la primera fila de la platea, mezclados entre los ministros del Gabinete, sindicalistas e intendentes del conurbano bonaerense, estaban también a la actriz Ana María Picchio, el conductor de radio Alejandro Dolina, los actores «Coco» Silly, Daniel Aráoz, el conductor de tevé Claudio Morgado y el cantante Lito Nebbia. Son la «patota cultural» de Cristina. El discurso de centroizquierda de Fernández de Kirchner, igual que sus alusiones a la lucha por los Derechos Humanos, seducen al mundo de las artes y muchos de sus referentes se sumaron al proyecto K.

Uno de los artistas más emocionados con los Kirchner es Nebbia. Se define como amigo de Alberto Fernández, el jefe de Gabinete, con quien suele juntarse a «zapar» con la guitarra (Fernández es un guitarrista amateur amante del rock nacional). Nebbia se emocionó hasta las lágrimas con el discurso de Cristina, quien lanzó frases como «de Perón me acuerdo a la hora de votar las leyes». Hugo Moyano, el titular de la CGT, estaba sentado a su lado y lo miraba de costado mientras se enjugaba las lágrimas. Nebbia, al terminar el acto, explicó por qué apoya a los Kirchner: «Cristina es una persona talentosa y lúcida, tiene una manera distinta de hacer política. Yo confío en este gobierno y quiero que crezca y se desarrolle, pero la sociedad todavía está vigilando cómo salen las cosas».

Muchos de los artistas presentes en el acto fueron invitados por Enrique Albistur, el Secretario de Medios, también dueño del teatro porteño ND/Ateneo, un empresario con influencia en el mundo del espectáculo.

Uno de ellos fue Claudio Morgado, quien conduce un programa de tevé en canal 7, la emisora oficial bajo la órbita de Albistur. Morgado también se emocionó: «Volvió la mística peronista», dijo antes de saludar con un abrazo a Alberto Fernández.

Muchos de los artistas presentes, como Alejandro Dolina, siempre coquetearon con el peronismo. El conductor de radio se lleva bien con los dirigentes duhaldistas e incluso con Carlos Ruckauf, el ex gobernador bonaerense.

Además de los piqueteros, los intendentes bonaerenses y los sindicalistas, los artistas y músicos también se sumaron a la campaña electoral. Con su apoyo, también, Cristina Kirchner busca vencer a sus enemigos en la provincia de Buenos Aires.

Nicolás Wiñazki


Comentarios


Seguí Leyendo

La oposición salió a cruzar fuerte a Cristina