La peor de las sorpresas





Natalia Maroa es la bombero voluntaria, hija de Mabel Rivas. La joven tiene 25 años y está embarazada de 4 meses, pero su vocación de servicio es muy fuerte y aunque sus compañeros la cuidan, cada vez que salen los móviles del cuartel, ella va tras ellos. La noche del lunes no fue la excepción, Natalia llegó al lugar del accidente y reconoció que la víctima fatal era su madre. Juan Hernández, encargado de Bomberos de Catriel, relató que al verla llegar y preocupado por su estado, él mismo la subió al vehículo y la llevó al cuartel donde aguardó contenida por sus compañeros, hasta que finalizaron las diligencias. (ACA)


Comentarios


Seguí Leyendo

La peor de las sorpresas