La PIAP alcanzó una producción de 600 toneladas de agua pesada

La totalidad fue destinada a la central nuclear Atucha II.



1
#

Matías Subat(Foto: “Se generaron ingresos por 450 millones de pesos”, afirmó Leandro Bertoya. )

2
#

Archivo/Yamil Regules(Foto: La planta ubicada en Arroyito está trabajando al máximo de su capacidad. )

NEUQUÉN (AN).- La Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP) de Arroyito completó la producción de 600 toneladas de producción para la central nuclear Atucha II y generó ingresos por más de 450 millones de pesos, informó la provincia.

“Es el récord histórico de producción, en un momento fundamental para el desarrollo nuclear de nuestro país”, afirmó el ministro de Desarrollo Territorial de Neuquén Leandro Bertoya.

La planta, administrada por la Empresa Neuquina de Servicios de Ingeniería (ENSI) y la Comisión Nacional de Energía Atómica, está trabajando al 100% de su capacidad para llegar a finales del año próximo a “la producción de 750 toneladas de agua pesada” que permitirán poner en marcha la Central Nuclear Atucha II, explicó Bertoya a hablar con “Río Negro”.

El ministro, confirmado para la próxima gestión, es presidente del directorio de la PIAP hasta marzo de 2012. En ese momento asumirá el representante de la Comisión Nacional de Energía Atómica pues la presidencia es rotativa.

Con un par de excepciones, desde 2006, estuvo casi por completo dedicada a la nueva central, pero ya más claramente “se trabajará al máximo de la capacidad instalada” con el mencionado objetivo en los meses venideros: garantizar unas 200 toneladas en total.

Los datos fueron suministrados por el gobierno neuquino, que destaca en un informe que de 2006 a la fecha, la curva de la productividad ha ido en ascenso, con valores superiores a las 100 toneladas por año en 2008 (144, 04 tn), 2011 (138), y 2012 (162).

“La PIAP es una empresa que se constituye con el estado nacional, con el estado provincial y con los trabajadores que funciona bien y con normas de calidad certificadas en todos los procesos, con ingresos por concurso público y que en la década del 90 se planteó como de imposible funcionamiento. Es una empresa exitosa en cuanto a gestión”, sostuvo Bertoya.

El futuro parece ser promisorio para la planta ubicada en Arroyito.

Sobre todo si se tiene en cuenta que luego de cumplir para la puesta a punto de Atucha II, existen altas posibilidades de que mantenga el intensivo nivel de funcionamiento, esta vez para abastecer a una nueva central, Atucha III, todavía sin fecha de concreción ni lugar fijado para su construcción. Pero se sabe que el gobierno nacional la tiene en carpeta como uno de sus proyectos más ambiciosos para ampliar la matriz energética nacional.

“Es casi un hecho que se va a comenzar a construir”, dijo Fernando Lisse, coordinador entre los trabajadores de la PIAP y la Comisión Nacional de Energía Atómica.

En 2010 hubo una actualización en la PIAP. No fue una de las paradas técnicas de rigor de cada año. En esa oportunidad hubo una limpieza integral de todo el circuito de producción y otras tareas para optimizar el funcionamiento.

Lisse contó que el único alto que hubo en la exclusividad de la producción fue en 2010, cuando la planta produjo unas 50 toneladas para un reactor fabricado por INVAP, que fue vendido a Australia.

“Pero salvo esto, el 100 por ciento de la producción, es decir, unas 220 toneladas por año, ya tenía el destino firme de Atucha II, para que cuando esté culminada pueda abastecerla”, con el líquido utilizado como refrigerante de reactores nucleares.

Bertoya dijo la provincia está enfocada en la construcción de la planta de fertilizantes en Arroyito. Se hará, dijo, aprovechando la producción de amoniaco (Ver parte).

Con todo, además de la producción de agua pesada, la ENSI se ha consolidado como empresa prestadora de servicios a terceros, sobre todo en áreas relacionadas con la industria hidrocarburífera donde trabaja para las principales operadoras de la cuenca.


Comentarios


La PIAP alcanzó una producción de 600 toneladas de agua pesada