La playa que se convirtió en “Citroënlandia”

#

Este fin de semana, el balneario Ericeira recibió a los más fanáticos de los fierros, o mejor dicho, a los mejores amigos del Citroën 2CV. Es que ese resultó ser el lugar elegido por quienes asisten a esa celebración, que se realiza cada dos años en diferentes países, que ofician de anfitriones.

En esta oportunidad se realizó la vigésima segunda edición, que contó con diversas actividades programadas. Por ejemplo un raid de varias etapas que recorrieron diversos puntos del país, pruebas de montaje y desmontaje del vehículo y concurso de elegancia, entre otros.

Además, se premió al coche que pasó por más países hasta llegar al destino de esta reunión.

Se estima que durante los dos días se acercaron unos 1.000 vehículos de estas características, aunque no es el encuentro que ha tenido mayores adeptos: en el 2011, la iniciativa convocó a unas 7.000 personas.


Comentarios


La playa que se convirtió en “Citroënlandia”