La poesía viene y se echa a volar



NUEVA YORK (DPA).- El poeta y periodista dominicano José Acosta, radicado en la ciudad de Nueva York, recibió el premio internacional de poesía Nicolás Guillén en México por su libro “El Evangelio según la muerte”.

Según destaca el diario hispano “La Prensa”, el trabajo de Acosta fue seleccionado entre 247 libros enviados al concurso.

Este evento es auspiciado hace seis años por la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba y la Fundación Nicolás Guillén, entre otras instituciones culturales, y cuenta con el apoyo de la editorial Nave de Papel que publicará la obra premiada.

“El premio llega en un momento en que prácticamente había abandonado la poesía, porque he estado dedicado a la narrativa y lo que me está diciendo es que vuelva a mis orígenes, porque yo empecé como poeta”, dijo Acosta al rotativo.

Con su primer trabajo, “Territorios extraños”, Acosta ganó el Premio Nacional de Poesía en su país en 1993 y en 1998 recibió el Premio Internacional de Poesía Odón Betanzos Palacios en Nueva York. Asimismo, en 2000, el autor obtuvo el Premio Nacional de la Universidad Central de Este, en República Dominicana, por su libro de cuentos “El efecto dominó”.

El poeta afirmó que no cree en la gente “que se dedica a fabricar poemas”. “Creo que la poesía viene, llega, es limpia, sale como sale una mariposa de su crisálida, no hay que forzarla, sencillamente viene con sus alas y se echa a volar”, dijo.

El ganador del premio Guillén fue seleccionado por un jurado integrado por los poetas y escritores Odette Alonso, de Cuba, Jorge Souza, de México y Jorge Gómez, de Venezuela.

Según un comunicado de los organizadores del certamen, el libro “Posguerras”, de Michael Hernández, recibió primera mención honorífica.


Comentarios


La poesía viene y se echa a volar