La Policía cerró el año con un récord de bajas

Casi 400 efectivos dejaron la fuerza durante el 2014. Crece el número de renuncias y de censantías.



#

Según Liria, muchos policías dejan la fuerza para irse a trabajar al petróleo.

NEUQUÉN

La Policía neuquina cerró el 2014 con un récord en lo que hace a la cantidad de efectivos que fueron dados de baja tanto por jubilaciones y renuncias, como también por aquellos que fueron expulsados. Pese a que en el año se incorporaron 500 nuevos agentes, el jefe de la Policía, Adolfo Liria, reconoció que “cerramos el año con apenas 90 ó 100 efectivos más”.

El incremento de las bajas dentro de la fuerza es visto con preocupación desde hace algunos años por las autoridades policiales y obliga a realizar incorporaciones masivas de nuevos agentes para paliar el déficit.

Mientras que en el último lustro el promedio de bajas anuales era de 200 a 300 efectivos, ya en 2013 el año había cerrado con 350 bajas, muchas de ellas por la renuncia de los agentes que conseguían trabajos mejor pagos.

“Hay muchos retiros voluntarios y mucha gente que pidió la baja porque el petróleo es una de las fuentes atractivas que hacen que el personal se vaya”, explicó Liria a “Río Negro”. Y detalló que “la fuerza tiene hoy 6.200 efectivos, porque nos han quedado entre 90 y 100 efectivos más que el año pasado”.

Si bien muchos de los retiros corresponden a la numerosa camada que en 1979 se incorporó a la fuerza y que alcanzó la antigüedad requerida para la jubilación, Liria no quiso precisar cuántos fueron los efectivos expulsados por cesantías o exoneraciones, entre los que se encuentran muchos afiliados al sindicato Sinpope.

De cara al déficit, Liria anticipó que “tenemos una próxima incorporación de unos 200 ó 250 efectivos que ya se van a ir incorporando. No es el número que pretenderíamos porque tenemos una cantidad de vacantes de 300, pero nos ayuda.” Y explicó la falta de aspirantes al indicar que “se nos complica mucho mientras exista en el mercado una fuente tan atractiva como el petróleo”.

Liria explicó además que en lo que hace al pago de incremento salarial otorgado “hemos detectado errores de la parte informática en la forma en la que se ha cargado desde Gobierno”. Y detalló que “en los meses venideros lo iremos corrigiendo”.


Comentarios


La Policía cerró el año con un récord de bajas