La policía interrogó a Carlos por la muerte de Lady Di

Según una carta, el príncipe la había mandado a matar





El príncipe Carlos de Inglaterra fue interrogado por la policía británica Scotland Yard sobre la muerte de la princesa Lady Di, ocurrida en 1997 en París. La prensa británica informó que el Alto Comisionado de Scotland Yard, John Stevens, bajo las órdenes del juez británico Michael Burgess en la investigación judicial por la muerte de Lady Di, se reunió con el heredero a la corona en Clarence House, su residencia en Londres.

Stevens habló con el príncipe Carlos dos días después de que Burgess diera por comenzada la pesquisa por la muerte de Diana y su pareja, el egipcio Dodi Al Fayed, que se produjo el 31 de agosto de 1997 en un accidente en la ruta de París.

La prensa británica dijo que el príncipe y Stevens dialogaron cerca de una hora en Clarence House.

El periódico Daily Mirror divulgó una carta de Lady Di enviada al ex mayordomo Paul Burrell, diez meses antes de morir en el accidente, en la que acusó a Carlos de quererla matar para casarse con Camilla Parker Bowles.

Por su parte, un portavoz de Clarence House, dijo que "no hay nada que comentar acerca de la reunión entre el príncipe Carlos y Stevens porque son asuntos de la investigación judicial".

Diana, de 36 años, y su novio, Dodi Al Fayed, de 42, murieron el 31 de agosto de 1997 junto al chofer Henri Paul cuando el automóvil en el que viajaban se estrelló contra una columna en el túnel de Alma de París.

Una investigación en Francia concluyó que el accidente se produjo porque Henri Paul conducía borracho. Pero esta conclusión no fue del todo aceptada en Gran Bretaña y a principios de este mes comenzaba una investigación independiente en Londres.

La sorpresa la dio el juez de instrucción encargado de este proceso cuando pidió a Scotland Yard que investigue la hipótesis que plantea que detrás del accidente había un complot.

 

Dudas sobre la prueba de sangre al chofe  

El periódico The Times sostiene que la Policía británica tiene dudas sobre la autenticidad de una prueba de sangre tomada al chofer Henri Paul, quien conducía el automóvil donde viajaba la princesa Diana y su novio, Dodi Al Fayed.

En un amplio artículo publicado en tapa, The Times dice que cuatro días después de la apertura de la investigación judicial en el Reino Unido sobre la muerte de Diana, la Policía está muy preocupada por las pruebas forenses utili

zadas en la pesquisa francesa.

Bajo el título de "La policía duda sobre la muerte de Diana", el diario afirma que pudo saber que las autoridades francesas no llevaron a cabo una prueba de ADN para probar que la muestra de sangre pertenecía a Henri Paul, el chófer del Mercedes.

Esto, según "The Times", amenaza la conclusión francesa de que la ex esposa del príncipe Carlos murió porque el chofer había consumido alcohol.

La razón de esta preocupación, es que la prueba contiene un alto nivel de monóxido de carbono, tan alto que el conductor hubiera tenido dificultades incluso para caminar. El temor es que un error inocente en el laboratorio pudiera resultar en que se tomara una prueba equivocada.

(Télam/Clarín)


Comentarios


La policía interrogó a Carlos por la muerte de Lady Di