La presunta víctima frustró un falso "secuestro virtual"

CIPOLLETTI (AC).- Parecía que el tema de los denominados secuestros virtuales falsos estaba superado en esta ciudad. Sin embargo, esta modalidad delictiva volvió a reactivarse. Y quizá fue este el motivo por el que la hija de María del Carmen Quero se preocupó cuando recibió una llamada telefónica en la que un hombre le informaba que tenía secuestrada a su madre. A cambio de su liberación le pedía el código de dos tarjetas telefónicas de 25 pesos.

Según Quero, en esa unidad policial no le dieron "ninguna explicación" solamente que "no se podía hacer nada", aseguró.

La odisea comenzó el lunes cerca de las 17 con un llamado telefónico, mediante cobro revertido desde una supuesta penitenciaría, a la casa de la hija de Quero. La persona que llamaba le dijo que "yo había sido secuestrada mientras conducía mi camioneta", relató la mujer.

Preocupada, la hija utilizó su celular para comunicarse con el hermano y consultarlo sobre el paradero de la madre. Este último fue quien logró dar con la mujer que, lejos de estar secuestrada, se encontraba en el centro realizando unos trámites personales.

A pesar de haber pasado más de media hora, cuando llegó a la casa de su hija, el teléfono continuaba descolgado y los delincuentes del otro lado de la línea. "Levanté el tubo y me preguntaron si tenía las tarjetas. Cuando les aclaré que era la supuesta secuestrada, me dijeron de todo y colgaron", explicó.


Comentarios


La presunta víctima frustró un falso «secuestro virtual»