La protesta fue pacífica y sólo hubo 46 cortes de los 107 anunciados

"Fue un triunfo total, con 50.000 personas en las rutas", dijeron líderes piqueteros.



Grupos piqueteros “duros” realizaron ayer sin incidentes una vasta “jornada de lucha” contra la política laboral oficial que, sin embargo, careció de la contundencia que se había anunciado, y fue evaluada con discreta satisfacción por el gobierno.

De los 107 cortes previstos en todo el país, se registraron 46 contando una marcha a la Legislatura y dos bloqueos de boleterías ferroviarias en la Capital Federal.

El número podría redondearse en 50 porque en Mendoza, Misiones, Catamarca y Neuquén hubo marchas en las ciudades capitales, pero no barricadas en las carreteras.

En tanto, en Río Negro, La Pampa, Entre Ríos, La Rioja, Santa Cruz y San Luis la jornada no tuvo manifestación alguna.

“Fue un triunfo total, con 50 mil personas en las rutas entre compañeros desocupados, estudiantes, inundados y todos los sectores en lucha del movimiento obrero”, dijeron a coro los líderes de la protesta poco antes de encabezar al anochecer, una concentración ante el Congreso Nacional.

La jornada fue organizada por el Bloque Piquetero, la Coordinadora “Aníbal Verón”, el Movimiento “Teresa Vive”, el Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados y el Frente de Trabajadores Combativos (Mesa Nacional), entre otros grupos.

Este polo de agrupaciones de desocupados “duras”, es decir menos transigente que otras ante la propuesta social del gobierno, tiene prevista otra jornada para el miércoles 25.

De las características de ese día sólo adelantaron que incluiría un “abrazo al Congreso” en repudio al proyecto oficial de nueva ley laboral. El Gobierno, en tanto, eludió esta noche comentar la jornada, de modo que sólo quedaron “en el aire” tempranos deseos del ministro de Justicia Gustavo Beliz para que el día “se desarrolle en un marco de racionalidad, de respeto, porque la violencia es el camino que nunca, nunca se debe tomar”.

Igual, en Casa de Gobierno existía satisfacción por la forma que se había elegido de esperar la protesta y por su desarrollo mismo.

El titular de la Federación Tierra y Vivienda, Luis D'Elía, enfrentado con los “duros”, dijo que esta convocatoria sirvió “a la derecha”, que apuesta “a la irracionalidad de estos grupos que están buscando la anarquización de la protesta”. D'Elía propuso, en contraposición, un acto masivo el 1 de marzo ante el Congreso en apoyo del presidente Néstor Kirchner, que ese día inaugurará las se

siones parlamentarias ordinarias.

Ya el justicialismo bonaerense anunció que estará frente al Parlamento en esa jornada

Las autoridades celebraron en especial, aunque sin decirlo públicamente, el haber podido ofrecer en todos los piquetes vías alternativas para los vehículos, de modo que el tránsito no fue interrumpido sino meramente perturbado.

Los líderes de la demostración se enorgullecieron a su vez de haber movilizado semejante protesta nacional, “pese a la presión” del Gobierno y contra la opinión de organizaciones “hermanas” más propensas al diálogo y el acuerdo.

Unos y otros exhibieron como un trofeo la ausencia de violencia: el Gobierno, ratificando la política no represiva para administrar el conflicto; las organizaciones de desocupados, haciendo alarde de disciplina y conducta de sus militantes.

La autopista Buenos Aires-La Plata, convertida en caso testigo a raíz de la orden de un juez federal Adolfo Ziulu de asegurar la circulación, fue vigilada desde la medianoche pasada por unos 700 policías bonaerenses con refuerzos de gendarmes.

De los piquetes previstos allí, se concretó uno que bloqueó la bajada a La Plata pero no se cortaron otros accesos a la autovía.

(DyN y Télam)

Notas asociadas: “Se van aislando solos” Escasa adhesión en la región Avanza la reforma laboral La economía creció un 8,4% en el 2003  

Notas asociadas: “Se van aislando solos” Escasa adhesión en la región Avanza la reforma laboral La economía creció un 8,4% en el 2003  


Comentarios


La protesta fue pacífica y sólo hubo 46 cortes de los 107 anunciados