La provincia reunió a ocupantes y propietarios



CIPOLLETTI (AC).- El fiscal de Estado, Pablo Bergonzi, encabezó ayer una reunión con los representantes de las tomas y los propietarios de las tierras para intentar un acercamiento que permita a los ocupantes poder comprar los lotes. La situación de los asentamientos en Cipolletti se analizó casi como “irreversible” teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos la gente está en esos lugares desde hace varios años. El encuentro de ayer había sido solicitado por los ocupantes al gobernador Alberto Weretilneck. Participaron también representantes de la municipalidad e integrantes de la Dirección de Métodos Alternativos de Resolución de Conflictos (Dimarc). De las ocho tomas presentes, cinco lograron acordar el inicio de las conversaciones con los propietarios mientras que en otros dos casos los dueños insistieron con la restitución de la tierra y se levantaron de la mesa de negociación. “La idea es lograr la mejor solución posible en un escenario que no es el mejor”, reconoció Bergonzi y aclaró que la intervención de la provincia no busca producir ningún efecto en las causas judiciales. Bergonzi aseguró que Cipolletti es la ciudad rionegrina “con el mayor nivel de ocupaciones” y que “hay mucho desgaste por el tiempo que llevan, la cantidad de veces que se han juntado y la ausencia de soluciones que se traduce en falta de esperanza, en principio, de los propietarios”. Sin embargo destacó “la buena predisposición” de las partes para acordar el precio de las tierras aunque reconoció que hay preocupación en el municipio por la repercusión que puedan tener los acuerdos. “No quieren que las soluciones que se generen alienten nuevas tomas. Es razonable”, aseguró el fiscal de Estado y puso a disposición de todos los sectores los organismos de la provincia necesarios para avanzar en las soluciones.


Comentarios


La provincia reunió a ocupantes y propietarios