La puerta del baño, cerrada



El primer reporte del peritaje criminalístico realizado en el departamento del fallecido fiscal Alberto Nisman indicaría que la puerta del baño donde fue hallado el cadáver estaba cerrada cuando se produjo el disparo y que no habría manchas de sangre en la canilla del baño. Así lo informaron a la agencia DyN fuentes de la Fiscalía, que indicaron que las mediciones realizadas en el baño y el análisis de las manchas de sangre arrojaron esa conclusión, que todavía es “provisional” y necesita de confirmaciones. Los peritos que trabajaron el jueves durante más de cinco horas en la vivienda que habitaba Nisman en Puerto Madero detectaron una mancha en la puerta de acceso al baño que, según la primera apreciación, sólo podría haberse producido si estaba cerrada. Además, la utilización de Luminol, reactivo químico que detecta manchas imperceptibles para la vista humana, determinó que las improntas de la canilla del lavatorio del baño “no serían de sangre”.


Comentarios


La puerta del baño, cerrada