La que faltaba: clausura y multa




La Justicia de la ciudad de Buenos Aires clausuró ayer el Monumental y sancionó a River con el pago de 110.000 pesos por diversas irregularidades detectadas en partidos jugados en 2010. Una de las irregularidades es que la empresa de seguridad privada contratada por el club no tiene el alta del Gobierno de la ciudad para hacerlo, lo que está prohibido por el Código de Faltas, informaron fuentes judiciales. Además se encontraron incumplimiento al Código de Edificación, como exceso de público, ingreso de pirotécnica, obstrucción visual con banderas, ocupación de pasillos, falta de iluminación de emergencia en zonas de circulación y algunos de esos equipos fuera de funcionamiento, como así también desprendimientos de hormigón con hierros en sectores públicos. Los voceros explicaron que con la clausura River no podrá usar su estadio para ninguna actividad. Todas las irregularidades fueron detectadas en inspecciones realizadas al estadio entre el 8 de agosto y el 16 de diciembre de 2010 por personal de la Dirección General de Fiscalización y Control (Dgfyc) que labró las correspondientes actas. Sin embargo, la dirigencia apeló las actas por lo que intervino la Justicia porteña. El fiscal penal, contravencional y de faltas Martín Lapadú corroboró el incumplimiento de River y acordó con el club en una audiencia la clausura del estadio por 20 días y la multa.


Comentarios


La que faltaba: clausura y multa