La querella imputará a otro médico por la muerte de Julieta Uriarte

La joven tuvo una infección por un meningococo. Además de Figueredo, la familia acusa al médico Andrade.





Pasaron dos años desde la tragedia de Julieta Uriarte, la estudiante que murió en un hotel de Bariloche durante su viaje de egresados. La causa estuvo a un paso de la clausura, pero se reactivó por impulso de los padres de la chica, que son querellantes y pretenden ampliar la investigación. Ayer, el abogado Rodolfo Rodrigo adelantó que imputarán a otro de los médicos que atendieron a Julieta.

“Vamos a promover la imputación del otro médico, Rodrigo Andrade, que la atendió a Julieta”, afirmó Rodrigo. “Vamos a seguir con la cadena de imputaciones”, insistió el abogado.

Además, dijo que se tiene que investigar “la desaparición de una planilla” con los registros de la atención a la víctima.

Hasta el momento la única imputada en la causa es la médica Marisa Figueredo, que había sido sobreseída en marzo pasado por el entonces juez de instrucción Ricardo Calcagno, con el consentimiento del fiscal Martín Govetto.

Sin embargo, la Cámara Criminal Primera hizo lugar al recurso de apelación que había presentado la querella, con la adhesión del fiscal Eduardo Fernández, y revocó el miércoles el sobreseimiento de Figueredo, que está acusada de homicidio culposo.

Ahora, la investigación quedó a cargo de la fiscal Betiana Cendón, que ya solicitó el expediente para su revisión, informaron fuentes judiciales. Indicaron que la fiscal evaluará qué medidas propone la querella y qué planteos hace la defensa. Cendón conoce la causa porque antes de que sea designada fiscal trabajó en el Juzgado de Instrucción 4, a cargo de Calcagno, que junto con Govetto, no advirtió alguna conducta delictiva por parte de Figueredo.

Julieta murió la tarde del 6 de octubre de 2015, en el Hotel Sol Bariloche. Tenía 17 años y había llegado a Bariloche para disfrutar del viaje de egresados con sus amigas de quinto año de la Escuela Media 203 de Adolfo Gonzales Chaves, provincia de Buenos Aires, de la mano de la empresa Travel Rock.

La chica se sentía mal desde hacía varios días, pero ningún médico de la empresa Universal Assistence la llevó a un sanatorio para un estudio. Julieta murió a raíz de una infección bacteriana por un meningococo. El caso tuvo fuerte repercusión y puso en debate la actividad del turismo estudiantil.

Ayer, Rodrigo cuestionó que ninguno de los médicos interrogó a la paciente y advirtió que se trata de una empresa que cuenta con toda la estructura como ambulancias, sanatorio “para hacerla atender y no lo hicieron”.

“Las compañeras declararon que la llevaron ocho veces para que los médicos la atiendan, pero sólo hay tres registros”, sostuvo el abogado.

“Las compañeras declararon que la llevaron ocho veces para que los médicos la atiendan, pero sólo hay tres registros”.

El abogado Rodolfo Rodrigo representa a la familia de la víctima.

Datos

“Las compañeras declararon que la llevaron ocho veces para que los médicos la atiendan, pero sólo hay tres registros”.

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La querella imputará a otro médico por la muerte de Julieta Uriarte