La región, casi sin servicios y con promesa de cortes

El grueso de los manifestantes irá al puente carretero por 36 horas. El sector de los transportes es el que más adhesiones concentró. No habrá actividad judicial y los gremios docentes adhirieron.

Una amplia franja de servicios, que incluye escuelas, bancos, transportes, recolección de residuos, justicia y hospitales, entre otros sectores, se verá afectada desde hoy en la región, cuando entre en vigencia el paro nacional por 36 horas dispuesto por las centrales sindicales. En algunos casos, como en el ámbito docente, la medida de fuerza tendrá una duración de 48 horas, en otros las 36 pactadas y también estarán aquellos que sólo pararán el viernes.

La medida de fuerza se presenta en principio como la más importante de la gestión del actual presidente Fernando De la Rúa y tendrá repercusión en todo el país, donde el denominador común serán los cortes de ruta, protagonizados por desocupados y agrupaciones gremiales . En este sentido, anoche se levantó el corte de ruta en Arroyito y hoy no se descarta que la concentración convocada para el mediodía en el puente carretero se convierta en un corte que dure 36 horas.

Como si la semana no hubiera comenzado con problemas, el inicio del paro nacional en Neuquén amenaza con aumentarlos y generar nuevos. Desde hoy al mediodía hasta mañana a la medianoche no habrá colectivos y, si la adhesión fuera alta, tampoco funcionaría ninguna dependencia estatal, incluidas las escuelas. Pero toda la atención está puesta en la marcha hacia el puente carretero, tanto que el gobierno diagramó un operativo policial de seguridad de gran despliegue.

Como suele ocurrir, los gremios enrolados en la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) son, junto a los partidos de izquierda, los que más trabajaron por la movilización. Se concentrarán al mediodía y caminarán por la ruta 22 con rumbo al puente.

Algunos de los sindicatos identificados con Hugo Moyano y enrolados en el Movimiento de Trabajadores Argentinos (MTA), que conforman a la vez la CGT rebelde, decidieron concentrarse directamente en el puente carretero que comunica con Cipolletti.

Prácticamente no hay gremio que no pare por 36 ó 24 horas. La gran excepción la constituye el sindicato de Petroleros Privados que conduce el subsecretario de Trabajo de la provincia, Guillermo Pereyra. El funcionario, desde Buenos Aires, dio sus argumentos: están a punto de cerrar un acuerdo paritario de envergadura y no quieren estropearlo con una medida de fuerza.

Sin embargo, la CGT oficialista que Pereyra se encargó de organizar para destituir a Vernardino Herrera (Sutiaga) sí irá a la huelga, aunque como las huestes de Rodolfo Daer, sólo el viernes y por 24 horas.

Si los choferes de colectivos adhirieran masivamente a la protesta, a la única empresa que presta el servicio urbano en la ciudad le costará horrores montar un diagrama de emergencia como el que anunció que planea. La compañía prometió que hoy no habrá inconvenientes pero que mañana el servicio será como el de los domingos.

El gremio de los choferes de taxis, en cambio, adhirió al paro sólo el viernes.

La víspera del inicio del paro encontró a la provincia repleta, como en días anteriores, de protestas callejeras y sobre rutas. Anoche se levantó el corte de las rutas 22 y 237 por parte de los empleados de la planta de agua pesada de Arroyito y desocupados interrumpieron el tránsito sobre la calle Roca de Neuquén. La ocupación de la subsecretaría de Trabajo, en cambio, terminó ayer al mediodía.

Hoy en los bancos no habrá inconvenientes, pero mañana, si la huelga es masiva, no podrán funcionar.

Las empresas de aeronavegación anunciaron que garantizarán el servicio pero advirtieron sobre posibles inconvenientes con los empleados de los aeropuertos.

Durante esta tarde y mañana los docentes neuquinos están llamados a parar, al igual que los empleados estatales, incluidos los de las empresas distribuidoras de servicios públicos, como el EPEN y el EPAS. También los empleados de CALF fueron convocados a adherir a la huelga de 36 horas.

El subsecretario Pereyra vaticinó una fuerte adhesión a la medida de fuerza y aclaró que el decreto que obliga a garantizar las prestaciones mínimas de los servicios públicos ya no está en vigencia porque fue derogada por la polémica reforma laboral.

Ayer en ámbitos oficiales se preveía elevado ausentismo, dado que se espera que unos paren y otros se vean afectados por la protesta y no puedan concurrir a sus trabajos.

En las dos provincias, los estatales que adhieran a la medida de fuerza sufrirán el descuento del día. (ver recuadro)

En Viedma, Roca y Bariloche se espera un alto acatamiento en algunos organismos públicos, a partir de la adhesión de gremios como la Unter, judiciales, ATE. Hasta anoche no se conocía la postura que adoptaría el sindicato más importante de la provincia de Río Negro, UPCN.

De todos modos, ayer se supo que la medida de fuerza tendrá fuerte impacto en el Alto Valle y en Bariloche.

En la capital provincial mucho dependerá de la postura que tome el gremio que conduce Juan Carlos Scalesi.

Uno de los aspectos a tener en cuenta hoy y mañana es el que tiene que ver con los servicios que no son exclusivamente regionales. Por ejemplo, no llegarán colectivos ni aviones desde otros puntos del país. (AR, AN y AV)

Miedo

El paro impulsado por las tres centrales obreras está destinado a tener éxito, no sólo por el grado de adhesión que promete sino -y sobre todo- por el miedo que deliberadamente inspiran algunos sectores sindicales.

Es probable que haya establecimientos comerciales y de servicios que opten por bajar persianas y no exponer locales y empleados, movidos por el temor a represalias.

Se advierte un clima más denso al insinuado en el paro anterior: la característica de una protesta compulsiva, que no da opciones a quien intenta hacer valer su derecho al trabajo, que bloquea el paso por vías naturales o alternativas y que amaga con violencia contra quien no comparte la idea de frenar el país.

Esa modalidad viene planteada desde algunas organizaciones que multiplicarán piquetes para poner la mayor cantidad de barreras infranqueables que, incluso, podrían poner en riesgo la vida.

La región tiene un trágico antecedente en ese sentido: la muerte de una mujer que optó por una ruta que no conocía, en el afán de cumplir con su trabajo. Lo saben bien los que hoy se vieron obligados a transitar una de las pocas rutas alternativas por el corte de Arroyito (que levantaron anoche trabajadores de la PIAP): el destrozado tramo entre Huincul Picún y la ruta por Añelo se transformaron en un trayecto de pánico donde se maneja rápido, con bronca y la extraña sensación de que la propia vida puede quedar tronchada.

Les descontarán el día a los estatales

VIEDMA y NEUQUEN (AV).- El ministro de Coordinación de Río Negro, Gustavo Martínez, anunció que será descontado el día a los empleados estatales que se plieguen a la medida de fuerza de las principales centrales sindicales argentinas.

Indicó que "la política de esta gestión es que a día no trabajado, día no pagado".

Luego señaló que para estos casos "el contrapeso de la huelga es el descuento de haberes".

En tanto, en idéntica postura, el ministro de Gobierno neuquino, Jorge Gorosito, anunció que aquel empleado que adhiera al paro sufrirá el descuento del día.


Comentarios


La región, casi sin servicios y con promesa de cortes