La región deja de recibir 400 millones de dólares

Unas 300.000 toneladas de fruta no se cosecharon. Temen por las consecuencias sanitarias a futuro.

#

La imagen se repite. Cientos de plantas quedaron repletas de fruta.

CRISIS FRUTÍCOLA

ALLEN (AA).- La crisis que atraviesa la fruticultura hará que a la región dejen de ingresar este año 400.000.000 millones de dólares. En las plantas de las chacras del Alto Valle quedaron más de 300.000 toneladas de fruta sin cosechar por la situación de los mercados y los daños que causó el granizo. El desfinanciamiento del sector y el riesgo sanitario que existe para controlar las plagas enfrentan a la fruticultura al peor de los escenarios.

“Esto es histórico para la fruticultura del Alto Valle. En mis años, no recuerdo que haya quedado esta cantidad de fruta en la plantas sin poder comercializarla”, expresó ayer el secretario de Fruticultura, Alberto Diomedi, al ser consultado por los dramáticos resultados que ya arrastra la actual temporada de cosecha.

Haciendo un análisis de las declaraciones juradas que los productores presentaron para denunciar daños por granizo y de los datos que arroja la comercialización, Diomedi estimó que en las chacras quedaron más de 300.000 toneladas de fruta sin cosechar. “El número puede ser discutido pero cuando salen nuestros técnicos a recorrer ven infinidad de fruta colgada. Esto nos acarrea más problemas. Por un lado un estado de agotamiento de la planta y de sus reservas y además, si no hacemos las aplicaciones que corresponden, las plagas y la carpocapsa van a seguir avanzando un montón”, manifestó el funcionario.

Para Diomedi la actual temporada dejará números en rojo en todo el complejo frutícola y por ende esa situación se trasladará a cada ámbito económico de la región. “La verdad es que, se enoje quien se enoje, sin temor a equivocarme creo que van a faltar 400.000.000 de dólares en esta temporada por la falta de los jugos, la situación de los mercados internacionales y por el mercado interno que por sobreoferta se cayó”, aseguró el titular de Fruticultura.

El dato de los 400.000.000 de dólares faltantes no es para nada menor si se tiene en cuenta que en la región, durante los últimos años, se comercializó fruta en fresco por montos que oscilaron entre 800.000.000 y 850.000.000 de dólares.

El plan del gobierno provincial -afirmó Diomedi- es esforzarse al máximo para llegar a enero de la mejor manera posible, a pesar del adverso panorama. Una de las prioridades del gobierno es elaborar un plan sanitario para hacerle frente al inminente riesgo de plagas que dejará, entre otros aspectos, el volumen de fruta sin cosechar. La próxima semana ya tendremos la primera reunión. Vamos a trabajar con las dos universidades de la región, el INTA, el Consejo de Ingenieros Agrónomos y la Secretaría de Fruticultura. (...) La provincia tiene toda la voluntad pero no tiene todos los recursos para afrontar esta situación, esperemos que de vez en cuando Buenos Aires (por el gobierno nacional) nos acompañe”, indicó Diomedi al agregar que “en esto la gran mayoría de los productos que necesitamos son importados, vienen de Estados Unidos”.

La cuestión sanitaria

A partir de un trabajo del INTA y con la colaboración de los gobiernos nacional y provincial, la región logró cubrir 41.700 hectáreas bajo la protección de las feromonas. Después, por diferentes factores, la cobertura se redujo a la mitad.

El INTA vuelve a tener ante la posible emergencia sanitaria que se plantea para la próxima temporada, un rol fundamental.

Sin embargo, de acuerdo a la información que publicó este medio, existiría una orden del Gobierno nacional de evitar que los profesionales del INTA hablen abiertamente del tema.

Ayer y en diálogo con FM Gabriela G, el director del INTA Alto Valle, Jorge Toranzo, reconoció que la gran cantidad de frutos que quedaron colgados en las plantas representa un riesgo para la carpocapsa.

“También es cierto que tenemos alrededor de 12.000 hectáreas con piedra sobre unas 45.000 hectáreas de manzanos y perales”, contó el director del INTA.

Recomendaciones

“Las recomendaciones son las de siempre. Para algunas plagas como puede ser el piojo de San José, hay que hacer un tratamiento con aceite más algún otro producto fosforado que lo controle”, indicó Toranzo, al resaltar la importancia del acceso a las feromonas.

“Este año se alinearon los problemas en contra. Pero hay cosas que nosotros no podemos resolver, somos un organismo de ciencia y técnica y estamos involucrados con Agricultura Familiar a través del IPAF. Pero más de eso no nos pidan porque no somos un organismo de crédito, eventualmente podemos canalizar inquietudes pero no tenemos presupuesto para prestarle a nadie”, aclaró el funcionario del organismo nacional.


Comentarios


La región deja de recibir 400 millones de dólares