La "reina de la maldad" le dejó su herencia a su perro

#

El pequeño maltés heredó 12 millones de dólares, pero los dos nietos no recibieron nada.

NUEVA YORK (AP) _ El pequeño maltés de la polémica magnate de los bienes raíces Leona Helmsley, quien falleció la semana pasada, continuará viviendo una vida opulenta, mientras que dos de los cuatro nietos de la mujer, cuya avaricia era proverbial, no recibieron nada de herencia. Helmsley, quien fue dueña de una cadena de hoteles de lujo, estuvo encarcelada por evasión fiscal y fue apodada "la reina de la maldad" por sus declaraciones arrogantes e insensibles, le dejó a su querido maltés blanco llamado Trouble 12 millones de dólares. Según el texto de su testamento, su voluntad fue que cuando Trouble fallezca, sea inhumado junto a ella.

La controversial magnate hotelera también le dejó varios millones de dólares a su hermano quien fue nombrado como el encargado de cuidar al perro, así como dos de cuatro nietos con la condición de que visiten la tumba de su padre una vez al año.


Comentarios


La "reina de la maldad" le dejó su herencia a su perro