La renovación cipoleña ya desvela a Arriaga y Salto

Cada uno por su lado, largaron la campaña para el 1 de julio.



CIPOLLETTI (AC).- Mientras que Julio Arriaga, por la Alianza Frente Grande-UCR, dijo anoche en un colmado salón de Bomberos, ante más de 600 personas, que las elecciones significaban nada más ni nada menos que un plebiscito a su gestión, con una ciudad que es orgullo en la provincia por obras y saneamiento económico-financiero, Julio Salto, del MPP, en el local partidario de calle Saenz Peña, sostuvo en conferencia de prensa que por no haber pactado “con Verani ni Sartor, nosotros tenemos las manos limpias y la autoridad moral para exigir que se le dé a Cipolletti lo que le corresponde, aportando nuestras ideas y propuestas, sin agresiones”.

Ayer las dos fuerzas que están polarizando la atención del electorado cipoleño -podrán votar aquí casi 40.000 personas- presentaron en sociedad a sus candidatos y lanzaron sus campañas en el último tramo de la confrontación del primero de julio, para el Concejo y la convención reformista.

Al acto de la Alianza llegaron los candidatos a senadores Luis Falcó y Amanda Isidori, entre muchos otros.

En sus discursos, el diputado Carlos González y el candidato a concejal Hugo Frare le dieron contexto a una estrategia de campaña fuerte: dijeron que este es el inicio de un camino histórico que llevará a Arriaga a la gobernación en el 2003, dejando entrever que votando ahora a Arriaga se abre el camino para el gran avance hacia Viedma.

El acto del MPP

La presentación del MPP fue al mediodía. Salto -rodeado por los candidatos y acompañado de adherentes y simpatizantes- señaló que “el nuestro es un tren en marcha donde no tienen lugar los que están motivados por enconos o revanchas. Este tren es para trabajar esperanzadamente en beneficio de nuestros vecinos. Hemos afirmado nuestra identidad partidaria y también hemos abierto nuestras listas a hombres y mujeres respetados y reconocidos, con una oferta de trabajo para todos los cipoleños y con gente con capacidad para llevarla adelante”.

Puso de relieve Salto que el MPP es “opositor al régimen” que gobierna la provincia, y que su partido combate “la corrupción, los enjuagues políticos, la deuda y el déficit”.

“Estamos en esta tarea de seguir construyendo en Cipolletti una política de propuestas, constructiva y de aportes. No queremos la intriga ni la destrucción. Tenemos proyectos para mejorar la calidad de vida de la gente, con una política sumatoria de personas honestas, sin punteros ni corruptos que quieren salvarse con el erario público”.

“Estamos trabajando para apoyar lo que se está haciendo bien y aportar lo que falta”, dijo, indicando que por no estar “en el pacto” con Verani ni Sartor podemos “reclamar sin compromisos lo que le falta a esta ciudad”.

Planteó entonces Salto la tarea concreta por el nuevo gran hospital -no un “dispensario jerarquizado”-, la instalación del juzgado creado por ley, el puente en Isla Jordán para el desarrollo de la margen sur, el compromiso con los chacareros, los industriales, los comerciantes, la generación de nuevas fuentes de trabajo, el parque industrial y acciones por la salud y la educación desde el Concejo Deliberante.

Ovación para Arriaga

Arriaga -ovacionado como nadie en el acto- dijo que en las próximas elecciones se juega la continuidad de una gestión que ha hecho las obras más importantes para la ciudad -accesos, asfalto, parques, cobertura social- y que por ello se trata nada más ni nada menos que de plebiscito, planteando su seguridad de que los cipoleños lo van a acompañar mucho más aún que cuando ganó por un alto porcentaje la intendencia.

Hizo hincapié también Arriaga en el proyecto de reforma de la carta orgánica, precisamente con el punto clave de la disminución de los gastos de la política. “Al camino que ahora siguen muchos en el país, gobernadores e incluso desde el propio gobierno nacional, nosotros le dimos el puntapié inicial en Cipolletti hace más de dos meses. Y lo vamos a concretar, porque es lo que pide la gente a gritos”, resaltó, desbordado por el aplauso de la multitud.


Comentarios


La renovación cipoleña ya desvela a Arriaga y Salto