«La represión fue dirigida desde el Estado»

Lo dijo el abogado querellante Gustavo Palmieri. Sostuvo que quedó demostrado luego de ocho audiencias.





NEUQUÉN (AN)- El abogado querellante Gustavo Palmieri consideró que durante el juicio oral contra el cabo primero José Darío Poblete se demostró que «esta represión salvaje e indiscriminada sólo pudo haber sido organizada, dirigida y orquestada desde el Estado».

Explicó que muchos de los testimonios recogidos ayudarán en la investigación de la causa Fuentealba II, y depositó su esperanza en que los policías que todavía deben declarar no continúen con la actitud «reticente y rayana en el encubrimiento» de los que ya prestaron testimonio.

En el mismo sentido Sandra Rodríguez, viuda de Carlos Fuentealba, reclamó «que se muestre un rasgo de humanidad, si lo hay, en aquellos policías que estuvieron en el lugar y que digan la verdad».

Un grupo de oficiales está citado a declarar en la audiencia del miércoles, y el gremio docente ATEN dispuso un retiro de 10:30 a 14:30 para ese día.

«Vamos a estar masivamente en la puerta de la vieja Legislatura para que estos policías sepan que los estamos mirando, y que esperamos que se rompa el cerco de silencio», declaró Marcelo Guagliardo.

 

Balance y anticipo

 

Palmieri, Rodríguez y Guagliardo dieron una conferencia de prensa ayer a la tarde para hacer un balance luego de ocho jornadas de juicio oral y para anticipar lo que sucederá la semana próxima.

El abogado querellante señaló que los hechos del 4 de abril de 2007 significaron «la utilización del aparato represivo del Estado ni siquiera con fines políticos partidarios, ni de política pública, sino con un fin personal: el que tenía el ex gobernador de presentarse en la campaña presidencial como adalid del cumplimiento de la ley».

En ese contexto dijo que «el accionar de Poblete no fue un arrebato del momento, más allá de que su estructura de personalidad coincida con el de una persona capaz de cometer este tipo de actos tan violentos».

«Tenemos elementos para sostener que esto fue un acto claramente organizado desde el Estado, lo cual significa de una altísima gravedad institucional. Lo que sucedió en el juicio oral lo dejó claramente acreditado».

En la audiencia de ayer declararon los periodistas Edgardo Pino y Mauricio García, quienes dijeron que los jefes policiales se comunicaban entre sí por equipo de radio y por celular.

 

«Otra vez es el jefe»

 

Incluso relataron que en medio de la represión vieron al comisario mayor Mario Rinzafri agitando un teléfono y gritando «otra vez es el jefe, atiéndalo alguien, siempre tengo que hablar yo».

Confirmaron además que el entonces subsecretario de Seguridad, Raúl Pascuarelli, estuvo en Arroyito esa mañana.

Otro testigo, Luis Paredes, detalló tres fases de la represión ese día: «la primera, típica, arrojando algunos gases para dispersarnos; la segunda innecesaria y peligrosísima, cuando tiraron hacia la estación de servicio; la tercera desaforada, con ánimo de 'hacemos esto porque nos gusta mucho'».


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
«La represión fue dirigida desde el Estado»