La resistencia golpea a la reconstrucción con ola de terror: 48 muertos

Atentado suicida mató a 35 en sede de reclutamiento.



BAGDAD (AFP/DPA) – Con tres atentados con coches bomba que causaron 48 muertos, la resistencia iraquí volvió a infringir ayer un duro golpe a la reconstrucción de la infraestructura y la seguridad del país del Golfo.

El ataque más devastador se produjo contra una oficina de reclutamiento en Bagdad, donde murieron unas 35 personas y hubo 130 heridos, algunos de gravedad. Los otros dos fueron en un edificio gubernamental en un pueblo al norte de la capital y en una central eléctrica al sur.

Al reaccionar a esos ataques, el presidente norteamericano George W. Bush aseguró que “la guerrilla no logrará” impedir que Irak se convierta en un país libre. “Irak será libre y un Irak libre está en el interés de nuestra nación”, dijo el mandatario.

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, dijo que las circunstancias actuales no permiten un regreso de Naciones Unidas a Irak. “Estoy agradecido de que el Consejo de Seguridad haya insertado (en la resolución sobre Irak) la frase de que podíamos ingresar 'si las circunstancias lo permiten'. Las circunstancias hoy no lo permiten “, dijo.

 

Otro suicida

 

El primer atentado tuvo lugar por la mañana frente a un centro de reclutamiento del ejército iraquí en Bagdad, dejando 35 muertos y unos 140 heridos, según el balance comunicado por Jamal Al Ani, un alto funcionario del ministerio de la Salud.

El atentado contra el centro de reclutamiento del ejército, en el barrio Allawi (sudeste de Bagdad), fue perpetrado por un kamikaze que tenía las manos atadas al volante de su vehículo cargado de explosivos.

Este mismo centro de reclutamiento había sido objeto, el 11 de febrero, de un atentado aún más sangriento que costó la vida a 47 iraquíes.

Poco después del mediodía, un segundo coche bomba explotó matando a seis miembros del Cuerpo de Defensa Civil (ICDC, auxiliar del ejército) e hiriendo a cuatro frente a la sede del consejo municipal de la localidad de Yathrib, al norte de la capital, anunció un portavoz militar norteamericano.

La tercera carga explosiva estalló a la entrada de la central eléctrica de Al Musayib, al sur de Bagdad, y causó dos muertes. Este fue el cuarto atentado contra la central en tres semanas.

 

Varios enfrentamientos

En tanto, en enfrentamientos entre rebeldes y soldados estadounidenses en Bakuba, 60 kilómetros al norte de Bagdad, murieron a su vez dos iraquíes. Un soldado húngaro murió en una explosión que se produjo al paso de su convoy a 70 kilómetros del cuartel de la división multinacional de Hilla, mientras que un compañero fue herido. El incidente es el primero en el que muere un húngaro en Irak.

El domingo y el lunes pasados, Bagdad ya había sufrido dos atentados que habían costado la vida a 20 personas, entre ellas cinco agentes extranjeros.

Un portavoz militar norteamericano indicó que el ataque llevaba la marca del grupo del jordano Abu Mussab Al Zarqawi, vinculado a la red terrorista Al Qaeda y considerado por Estados Unidos como el “sospechoso número uno” por atentados en Irak.

Por su parte, el primer ministro Iyad Allawi y sus ministros de Defensa denunciaron un complot “externo” sin designar a sus responsables.

Allawi debe tomar las riendas de Irak tras el traspaso del poder que realizará la coalición encabezada por EE.UU. el 30 de junio.

Nota asociada: Rumsfeld 'ocultó' a un preso Debilitan al futuro gobierno Bush gana puntos con Reagan Insisten en los lazos entre Al Qaeda y Saddam Hussein Revelan graves errores en la respuesta militar aérea al 11-S  

Nota asociada: Rumsfeld 'ocultó' a un preso Debilitan al futuro gobierno Bush gana puntos con Reagan Insisten en los lazos entre Al Qaeda y Saddam Hussein Revelan graves errores en la respuesta militar aérea al 11-S  


Comentarios


La resistencia golpea a la reconstrucción con ola de terror: 48 muertos