La respuesta

Una mirada a los problemas de la ciudad y sus posibles soluciones



1
#

2
#

El municipio lanzó este año un plan para tener los barrios limpios a fin de año. Esto incluye limpieza de micro basurales, retiro de residuos de las veredas, cartelería con información, concientización y también infracciones para quienes no cumplen las normas.

La cuadrilla de limpieza ya pasó por los barrios Unión de Mayo, Don Bosco III, Confluencia, Belgrano y El Progreso -entre otros- realizando tareas no sólo de limpieza de basura, sino también alumbramiento y zoonosis.

Se dispusieron seis contenedores de 18 metros cúbicos para que los vecinos puedan arrojar allí residuos de gran magnitud, y no tengan que dirigirse al centro de disposición final que posee Cliba en el Parque Industrial.

Por día se generan 20 “micro basurales” (residuos en descampados, canales, esquinas), mientras que la municipalidad tiene capacidad de limpiar sólo 5.

Además se están instalando por mes entre 300 y 400 carteles de concientización en distintos puntos de la ciudad. En cuanto a las multas, desde la comuna informaron que por ejemplo solamente en el barrio Belgrano se labraron 90 infracciones.

Por su parte, el Concejo Deliberante ya está discutiendo en comisiones el nuevo pliego de bases y condiciones del servicio de recolección de residuos sólidos urbanos, ya que el contrato actual vence en junio del año próximo. Los ejes de debate son: avance en la clasificación en origen de los residuos y minimizar los pasivos que deja la etapa de disposición final. La Ordenanza Nº 12417 adhiere a la Ley Nacional Nº 25916 y a la ley Provincial Nº 2648 para la gestión de los RSU (Residuos Sólidos Urbanos).

La normativa reglamenta el manejo integral y sustentable de esos residuos en un sentido amigable con el ambiente. También como base fundamental contempla la regla de las 4R “reducir, reutilizar, reciclar, recuperar”.

El problema: La ciudad genera por
día 280 toneladas de desechos domiciliarios, lo que representa unas 7.400 toneladas por mes y unas 88.000 por año.
Así se convierte en la localidad que mayor cantidad de basura produce en la zona.

Como no existe una planta de tratamiento, las 280 toneladas diarias van a parar a un relleno

sanitario ubicado en la meseta.

Además, los vecinos no

separan ni

tratan correctamente los

residuos peligrosos.

El problema: Entre 80 y 100.000 personas circulan por día en la ciudad aunque no duerman en ella. Se suman a los cerca de 230.000 habitantes, de acuerdo con los últimos datos censales. Sus calles se vuelven un mar de autos en las horas pico, con semáforos dispares, pocos lugares para estacionar e infracciones en cada maniobra.

Un parque automotor superior al que puede soportar el centro y las principales vías de circulación completa el panorama caótico. Llegan 50.000 vehículos por día desde las localidades vecinas como Centenario, Plottier y

Cipolletti.

El Foro Permanente por el Medio Ambiente elaboró un plan de ideas que podrían mejorar el tratamiento de residuos etapa por etapa:

-Generación: recomiendan evitar o reducir la producción, aunque resulta muy difícil a nivel municipal ya que en general es atinente a los poderes decisorios nacionales. De todas maneras, citaron a modo de ejemplo la normativa municipal de reducción de entrega de bolsas de polietileno en los supermercados. Aseguraron que con educación pueden generarse cambios de conducta.

-Disposición inicial: plantean la elección de la separación en origen, lo que facilita las etapas posteriores y disminuye la complejidad de la recuperación y la contaminación de los elementos orgánicos. Destacaron que pueden articularse sistemas de disposición diferenciada específica para algunos residuos que podrían ser colectados por Ongs, con lo que no sería necesario que lleguen a los camiones recolectores y disminuiría el volumen en etapas posteriores.

-Recolección: proponen diferenciarla con el fin de optimizar los procesos de recuperación y reciclado. El aumento de los costos es directo. Algo similar ocurre con las etapas posteriores de “Transferencia” y “Transporte”.

-Tratamiento: indican que se debe tratar de extender a todo tipo de producto ya que en esta etapa es donde se valorizan los residuos. Los recicladores espontáneos organizados pueden cubrir bien estas tareas.

-Disposición final: remarcan que debe quedar en manos de la operadora principal.


Comentarios


La respuesta