#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

La revancha del año

Unión Alem Progresista selló la final con Pacífico y se coronó campeón.



NEUQUEN (AN).- Hace ocho meses le dieron la vuelta olímpica en su cancha y quedó herido. Anoche se invirtió la historia y pagó con la misma moneda. Unión Alem Progresista venció a Pacífico por 95 a 91 (45-39) y se coronó campeón del torneo Integración de básquet para primera categoría.

La serie se definió 3-1 para los allenses y el título es justo. El equipo de Adrián Romagnoli fue el más regular a lo largo de la competencia y los números de la campaña resultan incuestionables (ver aparte).

Los "magos" estuvieron a punto de quedarse con todo el viernes, en el tercer juego, pero el "decano" llegó hasta el suplementario y lo ganó con lo justo Esta vez fue diferente, porque Unión lo controló sin problemas e incluso, la mayor diferencia la logró en el cierre. A 4 minutos 20 segundos del final del partido se puso 76-64 y eso resultó clave para el epílogo.

Antes, el dominio fue menor y los finales de los cuartos fueron 22-18, 45-39 y 61-53, todos favorables al flamante campeón.

Para que esto ocurra, fue determinante la tarea de los externos Constantino Paglialunga y Mariano Bualó, con una "furiosa" combinación de 49 puntos.

En medio de los festejos, Paglialunga dijo que "ga

namos el título porque tuvimos actitud, garra e inteligencia" El base, que volvió a Allen en esta temporada después de jugar en el torneo del Valle Inferior, agregó que "nos mantuvimos concentrados y creo que nunca nos complicaron".

A pocos metros, el entrenador de los allenses afirmó: "jugamos un muy buen básquet y es un campeonato justo. Una de las claves fundamentales fueron las buenas defensas. Cambiamos sobre la marcha y siempre sacamos a flote los partidos".

Sobre el cruce de anoche Romagnoli comentó que "acertamos con los libres en los momentos fundamentales y en el último minuto no tuvimos equivocaciones, como nos ocurrió el viernes".

Unión es el campeón y está perfecto. Fue el mejor, ayer se dio el gusto de festejar ante 700 personas y encima, como visitante. Lo sufrió hace ocho meses, ahora lo disfruta.


Comentarios


La revancha del año