La revolución bloguera

Adoptados como secciones destacadas en los principales diarios digitales del mundo, los blogs dejaron de ser meros espacios personales para convertirse en la gran alternativa en materia de medios de comunicación. ¿Todavía no tienen el propio?

Actualmente, se calcula que hay más de 1500 millones de usuarios de Internet a nivel mundial (un 17% de la población), cifra que se duplica cada cuatro años. Para ellos la Web ofrece más de 600.000 millones de páginas para visitar, de las cuales unos 55 millones corresponden a blogs. Cada día se crean 100.000 blogs nuevos, lo que hace suponer que para el 2010 habrá unos 500 millones de blogs.

Como se habrán de imaginar, la propuesta es tremendamente variada y hay blogs casi para cualquier cosa. Entonces, el desafío ya no pasa por simplemente crear un blog dedicado a un tema en particular, porque seguramente a esta altura habrá miles compitiendo directamente. Quienes quieran sobresalir entre tanta multitud deberán asegurarse de contar con dos elementos fundamentales: calidad y herramientas.

A la lógica creatividad que debe tener el autor, es fundamental sumarle la aplicación de las herramientas que le brinden al blog la mayor variedad de contenidos acordes a la temática del sitio, explotando al máximo las capacidades de la Web 2.0. Entre otras cosas, hoy es posible anexar clips de video, audio, música online con artistas elegidos por el autor y hasta aplicaciones accesibles desde el navegador.

 

El lector al poder

 

Un punto muy fuerte a favor de los blogs es la posibilidad que dan a los usuarios de colaborar a la hora de aportar conocimiento sobre un determinado tema. Prácticamente todos los blogs permiten a sus usuarios hacer comentarios sobre los textos publicados, y éstos aparecen en la misma página. De esta manera podremos hacerle conocer al blogger (autor del blog) nuestro punto de vista, ampliar su información o señalar la inexactitud de algunos de los contenidos. O sea: esto no es sólo "publicar". Más bien, el interés es crear redes de colaboración y opinión, bajo las cuales se da un caso muy interesante: cuantos más blogs existan sobre un tema determinado, más importantes serán los blogs que participen de esa red. Por eso, ni bien logremos que nuestro espacio quede en la mira de un grupo de bloggers prestigiosos, figurando en su lista de favoritos, habremos dado un gran paso.

La idea de participación no termina en los comentarios. Muchos de los bloggers que desarrollan estos sitios no cuentan con el tiempo suficiente para manejar muchos comentarios, especialmente si se tiene en cuenta que muchas veces hay que estar borrando spam, insultos u off topics. Allí entra a jugar una nueva herramienta: los bloggers pueden avisarse entre ellos cuando escriben un texto referido, por ejemplo, a un tema ya abordado en otro blog. ¿Cómo lo hacen? Mediante los trackbacks: formas estandarizadas de avisos que se encuentran en cualquier herramienta avanzada de desarrollo de blogs, como WordPress (http://es.wordpress.com) o Movable Type (www.movabletype.com). Incluso los gestores de blogs tradicionales los generan de manera automática, lo que se conoce como "pingback". De esa manera, si tenemos un blog y otra persona publica algo relacionado con lo que hemos escrito, nos enteraremos muy rápido.

¿Y qué pasa si un blog no tiene ni comentarios, ni trackbacks, ni pingbacks? Pues existe Technorati (http://technorati.com), un motor de búsqueda especializado en blogs, y en el cual, en pocos instantes, podremos ver cuántos blogs están "conversando" sobre un tema determinado.

 

WordPress: blogs profesionales

 

Si de crear un blog se trata, hay una oferta muy variada de sitios que ofrecen las herramientas y el alojamiento para hacerlo realidad. La más conocida es, sin dudas, Blogger (www.blogger.com), aunque si buscamos una solución más profesional, WordPress (http://es.wordpress.com) puede ser la solución. Este es un sistema de gestión de contenidos, que puede instalarse en un hosting con soporte PHP para crear nuestro propio blog. De todas formas, si no cumplimos con este requisito, en el mismo sitio oficial se nos ofrece un espacio gratuito y listo para publicar, apenas llenando un formulario.

Una vez creado el blog, el Tablero (Dashboard) nos guía en la configuración del sistema de escritura y lectura, la moderación de los comentarios, y funciones relacionadas al aspecto y funcionamiento del blog en general. Lo primero que debemos hacer es pasarlo al español, yendo a Options/General y seleccionando es - Español para Language. Confirmamos con Update Options.

 

Herramientas para nuestro blog

 

La actividad del blogger no se termina con la publicación de los artículos. Como ya comentamos, la enorme variedad de propuestas que aparecen cada día nos obligan a mantenernos actualizados, no sólo en información, también en servicios adicionales para nuestro lector. Generalmente los blogs ofrecen un diseño encolumnado, donde los artículos se listan en un cuerpo central, con dos columnas laterales para contenidos adicionales, como las categorías, favoritos o nuestro perfil.Ese espacio puede ser aprovechado también para adicionar otros servicios. En algunos casos éstos son provistos por el propio gestor de blogs, y sólo debemos aprobar su incorporación para que se hagan visibles. También

encontraremos herramientas provistas por proveedores externos, para lo cual se nos otorgará el acceso a un código que deberemos copiar y pegar en el lugar que le corresponda, dentro de la estructura de nuestro blog.

 

WordPress Widgets

 

La palabra widget viene resonando desde hace un tiempo en el ámbito de la informática. Refiere a pequeñas herramientas acoplables a una estructura determinada (como el escritorio de Windows), añadiéndole así servicios adicionales y fáciles de usar. WordPress aplicó este concepto a sus blogs, y actualmente ofrece la posibilidad de incorporar widgets a los laterales de nuestro espacio. Para esto debemos ingresar al Tablero y dirigirnos a Presentación/Widgets. Allí nos encontraremos con una representación de la barra lateral junto a una serie de botones agrupados en la parte inferior, cada uno correspondiente a un widget diferente. Para incorporarlos, basta apenas con arrastrarlos hasta el espacio de la barra. En algunos casos encontraremos un botón de configuración sobre el costado derecho del widget insertado, generalmente usado para declarar sus parámetros de funcionamiento. También podemos desplazarlos dentro de la barra para definir su orden, o quitarlos llevándolos nuevamente al grupo de botones.

Una vez que logramos la combinación de widgets que más nos guste, confirmamos mediante Guardar cambios. Veamos algunas de las propuestas más destacadas:

" Meebo: este widget pertenece a un conocido servicio de mensajería multiplataforma. Con su incorporación los visitantes podrán chatear directamente con nosotros a través de nuestro messenger, sin la necesidad de agregarlos a la lista de contactos. Para eso usarán la interfaz del widget, que ya estará en contacto permanente. Para usarlo, deberemos ingresar en www.meebome.com, definir su aspecto, y pegar el código que se nos otorgue en el cuadro de configuración que se abre al pulsar el botón del widget.

" Flickr: nos otorga una presentación de fotos incorporada al blog, para que nuestros visitantes recorran las imágenes del álbum de Flickr.com que queramos (puede ser el propio). Para configurarlo debemos asignarle un título, pegar la ruta de enlace al RSS Feed del álbum elegido y definir cuántas fotos mostraremos. Si no pegamos ninguna ruta de enlace, se mostrarán las favoritas de cada día según el portal.

" VodPod: este es un novedoso servicio, disponible a través de www.vodpod.com, que nos permite crear una cuenta que agrupe nuestros videos favoritos de los proveedores más populares, como YouTube, Metacafe o Dailymotion. A través de su widget podremos mostrar esos videos en nuestro blog, en un reproductor acoplado a la barra. Para configurarlo, sólo debemos ingresar la dirección de la colección que queramos mostrar.

" Sonific: similar a Vodpod, este servicio disponible en http://sonific.com nos permite crear nuestra propia colección de música online, elegida de acuerdo con nuestros gustos. Estas colecciones son conocidas como Songspots, y podemos reproducirlas en el blog a través de su widget. Para ello sólo debemos ingresar el código de identificación del Songspot, otorgado al momento de crearlo.


Comentarios


La revolución bloguera