La rotonda quedó chica para el tránsito petrolero

Es la conexión de la Ruta 7 con la Autovía Norte.Los vehículos de gran porte tienen dificultades.

NEUQUÉN

NEUQUÉN (AN).- A un mes de la inauguración del camino de conexión entre la Autovía Norte y la Ruta Provincial 7, el paso del tránsito pesado propio del Parque Industrial y la actividad hidrocarburífera pusieron de manifiesto que la rotonda de vinculación quedó chica ya que no sólo algunos camiones tocan las divisorias sino que los más grandes al no poder girar pasan por sobre la rotonda.

Como testigos del paso de vehículos que no pudieron girar apropiadamente, los cordones blancos de la rotonda de vinculación muestran las marcas negras de los neumáticos que allí impactaron.

Sobre el centro de la rotonda, en el sector que marca el ingreso al nuevo camino de conexión hacia la ruta 7, las huellas de los camiones que pasaron por sobre la misma rotonda son más que elocuentes.

“El problema ahí es que se hace un cuello de botella porque se viene de dos carriles y se pasa a uno solo. Los que no alcanzan a frenar lo suficiente o son vehículos muy grandes chocan con los cordones o le pasan por encima a la rotonda”, explicó el director de Tránsito de la policía, comisario mayor Roque Hernández.

Autovía Norte: “Es un cuello de botella porque se viene de dos carriles y se pasa a uno solo”.

Según se pudo ver en una recorrida realizada por “Río Negro” los vehículos de hasta tres ejes pueden girar sin problemas. No así los de cinco ejes, muy comunes en la industria petrolera. En tanto que los de tipo “carretón” ya no pueden hacerlo por la estrechez del camino y los giros. Una paradoja si se tiene en cuenta que la Autovía Norte está pensada como camino de circunvalación para el tránsito, sobre todo el pesado.

“Algunos vehículos puede que sea porque saben que por el tamaño se les dificulta la maniobra, siguen el camino por Ciudad Industrial en lugar de tomar el nuevo camino de conexión”, agregó Hernández.

Pero ese no es el único problema para la seguridad vehicular que tiene el flamante camino, inaugurado el pasado 27 de noviembre. Un par de kilómetros más adelante, en dirección a la Ruta 7, un poste que sostiene cuatro líneas de energía se yergue en medio de los dos sentidos de circulación.

“Cualquiera que vea ese poste en el medio de la calle se da cuenta de que no puede estar ahí”, enfatizó el director de Tránsito de la policía. Y agregó que “ojalá no pase ningún accidente porque lo cierto es que ese poste potencia la posibilidad de que pase algo”.

De hecho, por su tamaño, y por ubicarse en el cruce de una calle, los vehículos de gran porte deben invadir la banquina para poder pasar sin rozar el enorme poste de concreto.

Foto:Matías Subat

Pero allí no terminan los problemas. La conexión culmina con una rotonda en la ruta 7 en la cual se dispuso un semáforo que indica además el paso peatonal. Sin embargo para que un peatón pueda cruzar por ese sendero la ruta debe sortear, saltando, el guardarraíl que bordea buena parte de la rotonda ya que no se dejó espacio para poder pasar.

Foto:Matías Subat

Datos

Autovía Norte: “Es un cuello de botella porque se viene de dos carriles y se pasa a uno solo”.

Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora