La ruta 22 está bloqueada por dos protestas sociales

En Plaza Huincul hay reclamo de



PLAZA HUINCUL Y ZAPALA (ACC/AZ).- La ruta 22 está cortada en Plaza Huincul y en Zapala por dos reclamos sociales. En un lugar están los trabajadores de la construcción que piden un lugar en la obra pública y en el otro los beneficiarios de los planes de empleo que piden el blanqueo de las remuneraciones.

En Zapala la protesta se lleva a cabo en Ramón Castro y provoca trastornos en el tránsito.

Anoche, la asamblea de los trabajadores de la construcción realizada en Huincul decidió rechazar la propuesta ofrecida en Neuquén y endurecer el bloqueo al tránsito vehicular que a partir de las 21 fue total. Exigen que el titular del gremio de la UOCRA, Julio Ojeda venga hasta aquí y que les garanticen por escrito las propuestas de ingreso a las fuentes de trabajo ofrecidas por la tarde en Neuquén.

Los cerca de 70 obreros que continuaban ayer apostados a unos 10 kilómetros del ingreso a Huincul, en dirección a Neuquén, mantuvieron la interrupción de los automóviles, camiones y colectivos durante toda la jornada. Temprano por la mañana, dos representantes Juan Carlos Masina y Orrego viajaron a Neuquén para mantener entrevistas con funcionarios provinciales que permitieran destrabar el conflicto.

La protesta que se inició el lunes al mediodía planteaba como puntos principales la incorporación de los trabajadores desocupados a las obras y que se solucione la situación generada con aquellos vecinos que habían ingresado a obras civiles en empresas pero que debieron dejarlas, ante “la corrida del sindicato de Petróleo y Gas Privado”, según ellos mismos especificaron. El tema es que a los obreros se les indicaba que debían afiliarse al gremio que dirige Guillermo Pereyra.

Después de varias horas de espera, finalmente alrededor de las 20, la delegación retomó con un principio de solución que la presentó a todos los manifestantes. Tal como explicó en diálogo con “Río Negro”, el dirigente Juan Carlos Masina indicó que el encuentro se desarrolló con el subsecretario de Trabajo, Ernesto Seguel y una funcio

naria del área de Capacitación.

El ofrecimiento consistió en el ingreso a partir del 1 de noviembre de 100 trabajadores a la obra del acueducto para riego desde el lago Los Barreales. “De los 200 que se necesitan, nos dijeron que 100 eran para la UOCRA local. Y en esa obra tiene un pico máximo de 400”, indicó Masina. La otra propuesta era la incorporación de 30 albañiles en las empresas Contreras, Astra Evangelista, Ingeniería Sima y Skanka, a partir del martes con la tramitación de los certificados preocupacionales.

Estas dos propuestas fueron puestas a consideración de los asistentes a la asamblea y a la hora de la votación decidieron rechazarlas. “Es que quieren que el compromiso quede por escrito y que venga aquí el secretario (a nivel provincial del gremio) Julio Ojeda”, aclaró el dirigente. Los manifestantes amenazaron con un “corte total”.

Trastornos por el piquete de Ramón Castro

ZAPALA (AZ).- Un grupo de 30 beneficiarios de subsidios estatales mantenía anoche bloqueado el acceso a esta ciudad sobre la ruta nacional 22. Los manifestantes instalaron varios piquetes a la altura del acceso a Ramón Castro, a unos 20 kilómetros de esta ciudad, e impedían el paso incluso por los caminos rurales.

El eje central de la protesta es un pedido de “blanqueo” sobre las sumas que perciben mensualmente además de la incorporación de otros beneficios como obra social y seguro. Los trabajadores criticaron duramente al gobierno provincial al que acusaron de no ofrecer respuestas frente a sus reiterados pedidos de solución.

El corte de ruta, iniciado el martes a las 6, podría llegar a extenderse algún tiempo más en caso de que las autoridades no accedan a entablar un diálogo con los manifestantes.

“Vamos a quedarnos hasta que baje alguien de provincia a darnos una respuesta concreta a nuestros reclamos” señaló uno de los voceros del grupo que pidió mantener su nombre en reserva.

La situación ocasionó serios trastornos en el tránsito ya que no dejaron vías alternativas para seguir viaje hacia la capital neuquina. La única opción, que demandaba realizar varios cientos de kilómetros adicionales, era dirigirse hacia Picún Leufú.

Según advirtieron, un sector de los manifestantes pertenece al plan forestal que actualmente presta servicios para el municipio zapalino. Otro grupo se desempeña como auxiliar de servicio en los establecimientos educativos de la ciudad. En ambos casos perciben un salario mensual de 350 pesos que con el presentismo se eleva 500. Esa es la suma pretenden blanquear con esta medida de fuerza.

“Por la función que cumplimos deberíamos tener un sueldo de entre 800 y 900 pesos más el seguro y la obra social” reclamó otro de los subsidiados. En los piquetes hubo fuertes cuestionamientos contra los funcionarios neuquinos a quienes les reclamaron por “hacer oídos sordos a los pedidos”. Ayer a la tarde había una fuerte presencia policial en los caminos rurales.


Comentarios


La ruta 22 está bloqueada por dos protestas sociales