La salud de Icare, tema sensible en la agenda electoral de Bariloche

Castañón dijo que en igual estado, él no sería candidato. Irónico, el jefe comunal le pidió que sea su médico.

#

Icare participa de pocos actos al aire libre y la oposición hizo públicas sus dudas.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Cuando falta algo más de una semana para la elección municipal, los candidatos afinan los detalles finales de las campañas con el propósito de ganar nuevas adhesiones y seducir a los indecisos.

Pero más allá de la abundancia de propuestas -que transitan por la obra pública, el tránsito, el turismo y el planeamiento urbano-, ayer volvieron a entrar en escena las especulaciones sobre la salud del intendente Alberto Icare, quien postula a la reelección por el FpV.

Icare sufre de diabetes, problemas en la vista y también una insuficiencia renal crónica, que lo obliga a dializarse tres veces por semana. En los últimos meses debió ser internado al menos dos veces ante cuadros críticos que los médicos relacionaron, en parte, con el estrés derivado de su función.

Ante una consulta puntual, el candidato a intendente por la UCR, Hugo Castañón, dijo ayer en una entrevista por Radio 6 que de estar él en la situación de Icare no se presentaría a la elección.

También sostuvo que en las conversaciones que mantiene a diario con grupos de vecinos surge el tema con frecuencia. Y que la gente se pregunta por qué razón el aspirante a un puesto de trabajo cualquiera debe pasar una exhaustiva evaluación psicofísica pero quien aspira a un cargo público no se le exige lo mismo. También consideran paradójico que pueda, por ejemplo, faltar sistemáticamente tres veces por semana (para someterse a diálisis).

Icare no tardó en responderle y apeló a la ironía: "Si Castañón tiene un rato libre me gustaría pedirle que sea mi médico de cabecera".

En su entorno buscan preservarlo, especialmente en los actos al aire libre y en los días de mal tiempo. Pero pocos dudan de que el estado general de Icare está lejos de ser el ideal para la responsabilidad que le toca.

Aun así, en el ámbito político no abundan las referencias sobre su salud. Tal vez -junto a Castañón- los menos ambiguos fueron la concejal Sandra Guerrero y el ex convencional Luis Caram, quienes días atrás se preguntaron en un comunicado "¿qué clase de burla macabra le está haciendo el intendente a sus propios votantes, a los que sin dudas defraudará cuando no pueda cumplir con su mandato en la plenitud de sus facultades si resultara directo?".

En materia de vaticinios electorales, Icare está convencido de que ganará con buena diferencia y conseguirá mayoría propia en el Concejo, que se compone de 11 bancas.

En la UCR admiten que largaron en desventaja, pero aseguran haber recuperado "bastante terreno" y descuentan que seguirán creciendo.

Tal como ocurrió en la provincia, la Concertación que encabeza el radicalismo cuenta con el aporte externo del PPR, que lleva lista propia de concejales pero acompaña la candidatura de Castañón.


Comentarios


La salud de Icare, tema sensible en la agenda electoral de Bariloche