La sangre no fue concluyente





PORTIMAO, Portugal (AFP).- Los análisis de las trazas de sangre encontradas en el coche alquilado por los padres de la niña británica Madeleine McCann, desaparecida en mayo en Portugal, no permiten afirmar con certeza que son de la pequeña, declaró anoche el director nacional de la policía judicial portuguesa (PJ), Alipio Ribeiro.

«Ninguno de los resultados de esos exámenes permite afirmar con certeza que la sangre pertenece a x o y», afirmó Ribeiro, interrogado por la televisión pública portuguesa RTP. «No con la precisión matemática» que pretenden ciertos medios de comunicación, insistió, en alusión a las informaciones de la prensa británica en el sentido de que los análisis de las muestras de trazas de sangre encontradas en el automóvil de los McCann resultaron ciento por ciento compatibles con el ADN de Maddie. Esos restos de sangre aparecieron en el baúl del coche alquilado por los padres de la niña, Gerry y Kate McCann, 25 días después de su desaparición, el pasado 3 de mayo. Los resultados de los análisis condujeron a la PJ a decidir el viernes pasado el procesamiento del matrimonio, que no obstante siguió en libertad y regresó a Inglaterra.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La sangre no fue concluyente