La satisfacción de que te reconozcan en “tu lugar”

Rosana Sastre disfruta del “Pehuén de la Década”



NEUQUEN (AN).- Para Rosana Sastre cada premio que suma tiene un valor especial, pero el “Pehuén de la Década”, en su fuero íntimo, superó a todos los anteriores. “Me sorprendió, estoy recontenta. Lo que me pasó fue muy lindo, me gustó mucho”, sostuvo con una sonrisa enorme.

La alegría tiene su explicación: “Es el último reconocimiento a lo que he hecho y porque estoy afuera de la actividad, lo veo desde otro lugar. Se siente distinto”, se confesó Sastre.

“Cuando corría las cosas importantes pasaban afuera -prosiguió- y lo que más deseas es que te reconozcan en tu lugar, es el mejor premio”.

Sastre se retiró de las competencias del patín hace dos años y está convencida de su acción: “Lo llevo bastante bien. Sigo sosteniendo que fue una decisión buena, que me costó tres años de análisis y no me arrepiento”.

Hoy los desafíos se renuevan y tienen que ver con su intención de trasmitir todo lo que aprendió mientras fue deportista de alto rendimiento y con volver a estudiar, de convertirse en profesora de educación física.

“Lo que hago me gusta mucho. Significa querer aprender, volver a estudiar y brindar mi experiencia, que significa que lo que hice no se perdió”, manifestó. Rosana trabaja junto a un grupo de hipoacúsicos, en el club UPCN y también ha sido convocada por el cuerpo técnico nacional.

“El año que viene empiezo a cursar educación física en la Universidad de Flores, que me otorga el 50 por ciento de la beca y con el apoyo de la Dirección de Deportes, que me dará el otro 50”, así va a concretar su aspiración de tener todas las herramientas para emprender la tarea de formar deportistas.

La neuquina también podría estar en un Mundial y, por primera vez, sin los patines. “Estoy trabajando con la selección como dama de compañía, pero quieren cambiar ese rol para que pase a ser un nexo entre el cuerpo técnico y los corredores. Ya lo hice con los juveniles, pero tengo cierto miedo de hacerlo con los mayores”, resumió.

Para Sastre va a ser muy duro, porque “van a surgir un montón de cosas. A los anteriores mundiales, pudiendo hacerlo, no fui porque no estaba preparada para verlos desde afuera. Vamos a ver, pero creo que puede ser beneficioso”.

Rosana Sastre abre caminos. Lo hizo con el patín, deporte para el cual se convirtió en un modelo a seguir. Hoy, en forma merecida, se quedó con el primer “Pehuén de la Década”.


Comentarios


La satisfacción de que te reconozcan en “tu lugar”