La selección tiene la oportunidad de mostrar todo su poderío

El equipo nacional busca seguir con lo hecho en el debut. Crespo, el "Piojo" y Ortega estarán en el ataque.



MARACAIBO, Venezuela (DyN, Enviado especial) - Perfume de goles: el poderoso seleccionado argentino de fútbol irá al ataque hoy en esta ciudad y será muy difícil que lo resista la débil e inexperta formación de Venezuela, todo en el marco de la segunda fecha de las eliminatorias sudamericanas para el mundial de Japón y Corea 2002.

En el territorio que antiguamente habitaron los indios Guajiros, como el cacique Maracaibo y la princesa Zulia (actual nombre del estado), el equipo de Marcelo Bielsa procurará desde las 20 repetir un desempeño tan satisfactorio como el del debut en esta competencia cuando goleó a Chile 4-1.

En el siglo XVII la ciudad de Maracaibo fue atacada en numerosas oportunidades por los piratas, pero el 26 de abril de 2000 la ofensiva será a puro fútbol, estará focalizada en el estadio "Pachencho Romero", más precisamente en el arco que defenderá Dudamel, el plan surgirá de la inteligencia de Bielsa y los ejecutores principales serán el armador Juan Sebastián Verón, los extremos Ariel Ortega y Claudio López y el artillero Hernán Crespo.

La batalla deportiva carece de equivalencias, tanto que los argentinos, aunque han expresado el máximo respeto, saben que más que nada deben evitar el riesgo que significa relajarse, desconcentrarse, dejarse olvidado el cerebro en alguna parte.

El césped del escenario maracucho se llenará de las estrellas que brillan en el fútbol europeo y que los venezolanos conocen de verlos en la pantalla, y a quienes le prestan la atención que generalmente le retacean o le niegan a sus propios jugadores.

El público local está más al tanto de que Crespo es goleador en el Parma y de que la "Brujita" Verón es figura en la Lazio y Cristian González y Claudio López lo son en el Valencia que de la formación a la que recurrirá en la ocasión el DT José Pastoriza.

El "Pato" Pastoriza admite públicamente que la diferencia de fuerzas es demasiado trascendente, tanto que se sentirá satisfecho si sus jóvenes jugadores son capaces de demostrar que aprenden y evolucionan ante un adversario tan grande.

El seleccionado argentino con la conducción de Bielsa tuvo su bautismo de fuego el 3 de febrero del "99 ante este mismo rival y en el mismo teatro de operaciones, pero más de un año después tiene profundos fundamentos para mejorar aquella victoria 2-0 e inclusive el nivel del juego.

Sensini se siente muy cómodo con Bielsa

MARACAIBO, Venezuela (Télam, enviado especial).- Identificado con el entrenador Marcelo Bielsa desde sus comienzos en Newell"s, a fines de los "80, el defensor Roberto Sensini manifestó ayer que el sistema de juego implementado actualmente "es el más cómodo" para sus condiciones.

Si bien en su actual equipo, Lazio, suele desempeñarse en la mitad de la cancha, el futbolista admitió sentirse muy a gusto jugando en la zona defensiva, tal como lo hizo anteriormente en el Parma o bien en el seleccionado argentino bajo la conducción de Daniel Passarella.

"Después de más de diez años de carrera como futbolista profesional he sabido adaptarme a los distintos esquemas, pero me sigue resultando muy cómodo jugar atrás", reconoció.

Esa ductilidad de poder ocupar los distintos puestos de la defensa, e inclusive actuar como volante por la derecha, le permitió al jugador ganarse la confianza de los distintos técnicos que tuvo en su trayectoria.

"Bielsa me conoce muy bien y sabe en qué posición puedo serle más útil. Pero no tendría inconvenientes en actuar en el lugar en el que él me diga", aseguró.

A pesar de que todavía el técnico no reveló si estará desde el minuto inicial en el compromiso frente a Venezuela, Sensini intuye que hoy podría reemplazar a Mauricio Pochettino.

"El técnico no me dijo nada. Prefiero esperar", relató, aunque consultado por un periodista acerca de si hoy será el capitán del equipo, respondió pícaramente: "Y ... todo puede ser".

Cruz está feliz por el llamado

MARACAIBO, Venezuela (Té-lam, enviado especial).- Julio Ricardo Cruz, delantero de Feyenoord de Holanda, quien se integró a último momento al campamento del seleccionado argentino de fútbol, no ocultó su satisfacción por "ser tenido en cuenta" por el entrenador Marcelo Bielsa.

"Para mí es importante estar entre los 20 convocados para un partido de eliminatorias para el Mundial, más allá de que por ahí tenga que quedarme en el banco", resumió.

La convocatoria del delantero se planificó "de apuro": si bien el técnico Marcelo Bielsa ya le había manifestado la semana anterior su interés de tenerlo en el plantel albiceleste, recién el lunes el club holandés dio su conformidad para cederlo por el compromiso ante Venezuela, con la condición que retorne a Rotterdam mañana.

Esa circunstancia y las imprevistas lesiones que sufrieron los también atacantes Gabriel Batistuta y Marcelo Delgado, derivaron en que Cruz tuviera que hacer un inesperado viaje hacia Maracaibo.

"Sé positivamente que las lesiones de Batistuta y Delgado quizás contribuyeron para que yo esté aquí en este momento. Pero no me importa, porque siempre me sentí respaldado por este cuerpo técnico y cuando tuve oportunidad de jugar, creo haberle cumplido al equipo", consideró.

Todos apuestan a jugar bien y sin subestimar al rival

Sin subestimar a su rival, los jugadores del seleccionado argentino de fútbol resaltaron hoy la necesidad de "jugar bien sin importar que esté Venezuela enfrente".

La dupla delantera titular de la Argentina ante los venezolanos, Claudio López y Hernán Crespo, coincidió en apuntar a que el equipo dirigido por Marcelo Bielsa "pueda mantener" el buen rendimiento que mostró ante Chile, en el inicio de las eliminatorias sudamericanas.

"Nosotros estamos aquí para ganar, como en cualquier partido que nos toca estar. Nos debemos a eso, a que la Argentina tiene que ser protagonista en cualquier campo de juego tiene", explicó López.

Crespo se le sumó a López con la confesión de que se encuentra ante una buena posibilidad de mostrarle al entrenador sus condiciones, y dijo estar "tranquilo más allá del rival que habrá enfrente".

"Estoy tranquilo más allá del rival y de las circunstancias, porque es una buena oportunidad, nada más. Intentaremos aprovecharla con empeño al máximo, y si uno tiene la posibilidad de jugar bien y hacer goles, bienvenido sea", auguró el goleador de Parma de Italia.

Según López, hay una fórmula para ganar partidos, sin depender del equipo a enfrentar. "Debemos estar muy concentrados y no dejar ningún detalle para que todo salga bien. Pensar en lo que debemos hacer nosotros y llevarlo a cabo de la mejor forma posible para que sea positivo", dijo.

Crespo, en tanto, reconoció que se encuentra ante una "buena posibilidad" para demostrarle al técnico sus condiciones futbolísticas, ya que la mejor presión que puede ejercer sobre las decisiones de Bielsa "es jugando bien".


Comentarios


La selección tiene la oportunidad de mostrar todo su poderío