“La situación energética es gravísima”



#

Lapeña fue secretario de Energía nacional.

entrevista: jorge lapeña

BUENOS AIRES.- El ex secretario de Energía, Jorge Lapeña, aseguró que la “situación energética es gravísima”, reclamó “cambios en la política hacia el sector” y se pronunció a favor de un reemplazo gradual de subsidios, ajustando tarifas y dejando sólo aquellos que favorecen a los sectores de menores recursos. El ex funcionario aseguró que es “necesario recuperar el autoabastecimiento energético” y pidió reglas de juego acordes para incentivar la inversión en el sector. Además reclamó que la exploración se amplíe a las zonas “de mayor riesgo” y no se concentre sólo en aquellas con “riesgo bajo”. Lapeña fue secretario de Energía de la Nación durante el gobierno radical de Raúl Alfonsín y dialogó con DyN previo a una charla debate que ofreció en un ámbito académico. –¿Qué situación hereda en materia energética el próximo gobierno? –La situación es gravísima. La matriz energética de la Argentina es muy dependiente del petróleo y del gas y es necesario modificarla. El 88 por ciento depende de estos dos productos y ambas vienen en decadencia; la de petróleo desde 1998 y la de gas desde el 2004. Esto viene asociado a la caída de las reservas y la caída de reservas es consecuencia de una mala política petrolera, aplicada lo largo de los últimos 8 años. Esto se suma a la caída de la inversión de todos el conjunto de empresas que se dedican al petróleo. –¿Cuáles han sido las consecuencias directas? –Esta situación de oferta decreciente y demanda creciente, nos lleva a perder la condición de autoabastecido en materia energética. Argentina era una país que producía más de lo que consumía y tenía saldos exportables. En este momento la situación se revirtió. La Argentina es un país que tiene que comprar energía en cantidades crecientes y costosamente crecientes. –¿A cuánto llega el déficit? –En 2005 Argentina tenía un excedente de 5000 millones de dólares, en el balance comercial del sector energético resultó equilibrado, y en 2011 habrá un déficit. Yo creo que nos encaminamos a una situación que puede llegar a 10.000 millones de dólares en el mediano plazo. –¿Cuál es el efecto de los subsidios? –El mercado interno no paga los costos que cuesta producir y esto genera una masa de subsidios que es presupuestariamente insostenible. Si combinamos esta situación, perdida de productividad, perdida de reservas y dependencia externa con fuerte consumo de divisas y elevados subsidios tenemos un menú explosivo para el gobierno que viene. –¿Dónde están localizados los mayores problemas? –El problema más serio está en el gas natural y el desajuste tarifario que genera una masa de subsidios y un déficit comercial que obliga a la economía a generar divisas mediante la exportación de otros bienes para generar esos dólares. –¿Cuáles serían las primeras medidas que debiera adoptar la próxima administración? –Hay que cambiar la política de hidrocarburos. Hay que lanzar un plan exploratorio, direccionar muchas inversiones hacia la exploración petrolera en áreas de mayor riesgo. También hay que cambiar la actual ley de hidrocarburos. Hay que crear agencias gubernamentales para operar en el sector, como un agencia nacional de petróleo. Hay que hacer planificación energética y eliminar gradualmente los subsidios, dejando sólo los necesarios socialmente. –¿El grupo de ex secretarios del cual usted forma parte, mantuvo contactos o fue consultado por el actual secretario de Energía, Daniel Cameron? –Nunca tuvimos contacto con el gobierno. Y yo no hablo con el actual secretario desde 2005. El 23 de abril de 2009 cuando presentamos el primer documento le pedimos una entrevista a la presidenta (Cristina Fernández) y nunca nos respondieron.


Comentarios


“La situación energética es gravísima”