La sorpresa viene de oriente

Li Na no se rindió nunca y venció a la “1”.

Li Na se convirtió en la primera tenista china en llegar a la final de un torneo de Grand Slam al vencer en semifinales del Abierto de Australia a la número uno del mundo, la danesa Caroline Wozniacki, por 3-6, 7-5 y 6-3. Mañana peleará por el título con la belga Kim Clijsters, tercera favorita y tres veces campeona de un GS, quien eliminó a la rusa Vera Zvonareva, número dos, por 6-3 y 6-3. Para Clijsters será su octava final de un grande. La china, novena sembrada, había batido en cuartos de final a la alemana Andrea Petkovic. Hace dos semanas, se consagró campeona en Sydney, ganó 11 partidos sin una derrota esta temporada y perdió hasta ahora apenas un set en Melbourne. Li ya demostró que puede derrotar a la belga Cljisters, número tres del mundo. Una semana antes del Abierto de Australia, la venció en la final del torneo de Sydney por 7-6 (3) y 6-3.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios