La Superliga, un viejo anhelo de los ‘‘grandes’’

El intento por armar una liga de elite por parte de los equipos de mayor convocatoriano es nuevo. En el comienzo del profesionalismo y en la década del 60 hay antecedentes donde el fútbol de primera división tuvo conflicto de intereses entre los clubes.

El intento de imponer un nuevo formato de torneo que beneficie económicamente a los clubes considerados ‘‘grandes’’ por convocatoria e historia futbolística, destapa otra vez una olla que la AFA ha sabido revolver.

La correlación de fuerzas en la entidad madre del fútbol argentino ha mutado históricamente. Se trata de un ámbito de negociación donde lo económico manda desde siempre.

Suele decirse que ‘‘ahora el fútbol es un negocio’’. La realidad es que siempre lo fue y esta no es la excepción.

Si nos remontamos al comienzo del profesionalismo en 1931, los clubes más poderosos forzaron las cosas para depurar en el tiempo más breve posible el número de participantes y sacarse de encima la “mochila” que para ellos constituían los clubes de poca convocatoria cuya presencia les generaba pérdidas.

Independiente y River quisieron ponerse del lado de los más chicos, pero no lo hicieron para no quedar afuera del sistema.

Para la depuración hubo apoyo del gobierno nacional de aquel entonces y de los futbolistas, que con el cambio empezaron a cobrar formalmente.

En 1964, los presidentes de River y Boca encabezaron una movida similar. Amenazaron con desafiliarse y, si bien el torneo no tuvo grandes cambios, lograron su cometido ya que consiguieron mejoras en el reparto de las recaudaciones.

Independiente no estuvo incluido en esa iniciativa y se mostró cercano a los clubes chicos cuya voz cantante llevó el titular de Atlanta León Kolbowsky.

Con presiones políticas de por medio, la cuestión se zanjó con un “empate”. Esto derivó en que no solo no se redujo el número de clubes en Primera sino que aumentó y se anularon por 3 años los descensos.

Esta última negociación parece tener similitudes con la actualidad. Los grandes presionan, logran mejoras económicas y los clubes más pequeños ganan lugar en categorías superiores a las que están acostumbrados como pasó con el torneo de 30.

‘‘La Superliga es un proyecto superador y me parece que le estamos dando un marco al producto que es el fútbol argentino’’.

Marcelo Tinelli apunta a mejorar la rentabilidad del negocio futbolero.

Datos

Datos

Datos

‘‘La Superliga es un proyecto superador y me parece que le estamos dando un marco al producto que es el fútbol argentino’’.
4
son los clubes que impulsan el ‘‘proyecto Superliga’’ a través de sus dirigentes: Boca, River, Racing y San Lorenzo.
4
son los clubes que impulsan el ‘‘proyecto Superliga’’ a través de sus dirigentes: Boca, River, Racing y San Lorenzo.

Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora